Capítulo 1: Sakura y el regreso de su amor

- Sakura!!! Levántate que ya es tarde!!!!

- No puede ser!!!!!!

Ya era de mañana en la ciudad de Tomoeda y Sakura, como siempre, se despertó tarde para ir a la escuela.

- No puede ser, no puede ser!!! Creo que está vez no llegaré a tiempo!!!- Gritó Sakura, mientras se estaba poniendo el uniforme.

- Eso mismo dices y siempre llegas temprano, Sakura.- Dijo Kero, mientras se comía un caramelo.

- Bueno, no tengo tiempo para platicar contigo... Nos vemos!!!!- Se despidió mientras salía rápidamente de la habitación.

- Esa Sakura!!!- Dijo Kero. Después se metió un caramelo completo a la boca.

Sakura, al bajar las escaleras, se dio cuenta de que se su hermano se encontraba haciendo el desayuno.

- Así que... Déjame adivinar... Te levantaste tarde, monstruo?

- Si, y... No me digas monstruo, hermano!!!!- Gritó Sakura, levantando el puño en forma amenazadora.

- Eso te pasa por quedarte tan tarde en la casa de Tomoyo... No me extraña ya que los monstruos generalmente viven de noche....

Sakura estuvo a punto de pisar a su hermano, pero se acordó de la hora y dijo mientras comía el desayuno sin ni siquiera sentarse:

- No tengo tiempo de pelear contigo.. Se me va a hacer tarde!!!

Mientras Touya comprobaba una vez más que su hermana era un verdadero monstruo, comentó:

- Yuki y yo vamos a llegar un poco tarde... Vamos a hacer un trabajo...

- Qué clase de trabajo?- Preguntó la niña, acabando de “comer”.

Touya se sentó solamente a platicar (él ya había comido).

- Vamos a acabar el proyecto de “Exposiciones de Tomoeda” que nos dieron hace dos  semanas. Hoy toca de Arte y Cultura... Muy aburrido como para llevarte... Mejor quédate aquí...

Sakura se quedó “punteada” (Acción de sorpresa que me gustó usar n_n) mientras decía:

- Yo nunca te dije que quería ir, hermano...

De todos modos ella ha hecho todos los quehaceres de la casa las últimas dos semanas por la misma razón. Ya estaba acostumbrada.
Touya se la pasaba yendo con Yukito a exposiciones las últimas dos semanas. Lo más extraño es que ignora el lugar donde van, ya que se supone que en estos días no hay absolutamente nada de eso (y eso sabía porque se lo contó Tomoyo). Otra cosa extraña es que Touya nunca regresa con alguna lámina o apuntes. Ella supone que Yukito se lleva todo el material a su casa, pero de todos modos es muy raro...
Y su papá porque no le ayuda en el quehacer de la casa? Antes si lo hacía, pero él se fue ayer a una excavación en Estados Unidos, y no volvería hasta dentro de seis meses... seis largos meses..

- Bueno.. Me voy. Nos vemos, monstruo..

Touya se fue, dejando a Sakura sola.

- Oye, espérame hermano!!!! Y no me digas monstruo!!!
............................................................................................................

- Hermano... Por qué me esperaste?

Sakura se extrañó; Habría jurado que su hermano la dejaría atrás.
Sakura ingresa a la Primaria Tomoeda. Ella se encuentra en 6º grado, mientra que su hermanno está en la Preparatoria Seiji, que se encuentra al lado de la Primaria.
Sakura siempre se va patinando mientras que su hermano siempre va en bicicleta.

- Vas a llegar tarde si me acompañas, así que vete,....- Dijo Touya, ignorando la pregunta de Sakura.

- Lo que pasa es que me acordé que entrábamos más tarde el día de hoy!!!- Dijo Sakura apenada, mientras que Touya se cayó de la bicicleta al escuchar eso.

- Pero como es posible que una persona sea tan distraída!!!!

- Sólo se me olvidó.- Contestó Sakura, enojada- No por eso se va a acabar el mundo...

- Está bien...- Después Touya vio a su amigo y lo saludó- Yuki, ya llegamos!!!

Hola Touya.- Saludó también Yukito, que se encontraba esperando como siempre en una banca cerca de los árboles de cerezo- Hola, Sakura!

- Hola, Yukito!- Saludó Sakura, alegremente.

- Ya es muy tarde, No tendrás problemas en la escuela?

Touya tenía muchas ganas de fastidiar a su hermana el día de hoy.

- A este monstruo se le olvidó que entraba tarde!!! Tal vez se le tapó el cerebro de lo rápido que come... Aghh!!!

Sakura pisó a su hermano furiosa, ya para que se callara. Yukito sólo sonrió.
.............................................................................................................

- Toma Sakura!!!

Yukito le lanzó un caramelo a Sakura como despedida mientras se iba junto a Touya a la preparatoria. Sakura lo cachó y lo vio con mucho aprecio.

- Es una lástima que se atan grande, verdad?

Era Tomoyo, la mejor amiga de Sakura.

- Tomoyo, tú bien sabes que lo considero un miembro de mi familia...

- Lo digo por mi, Sakura... Es un amor!!!!
.............................................................................................................

- No te ha llegado alguna carta, Tomoyo?

Las dos ya se encontraban en los casilleros de la escuela, sacando de los suyos lo que necesitarían en la clase. Generalemente, Tomoyo tenía una cámara de video adentro con muchos VideoTapes, “ por si las dudas...”
A Tomoyo le gusta mucho filmar a Sakura. Sakura sabe la verdadera razón de por que lo hace, pero aún así es muy raro en una niña como Tomoyo. El hecho es que lo considera un “hobbie”.

- Si. Aquí está.- Dijo Tomoyo.
Sacó de su mochila una carta. Sakura de tan sólo verla se sonrojó. Esa carta era de Shaoran, que se había ido hace cuatro meses a  Hong- Kong.
Sakura le encargó como único requisito para que Shaoran le mandara cartas es que se las mandara a la casa de los Daidouji (Tomoyo, amablemente, aceptó). La razón: simplemente Touya. Al hermano de Sakura nunca le ha gustado que Shaoran se le acerque a Sakura. Sakura no sabe exactamente porqué, pero ella piensa que es por que su hermano es muy posesivo con ella.

- Por qué no la abres y lo lees?

Sakura tomó la carta y, con mucha emoción, la abrió. “Habrá algún presente?” pensó. Mañana sería su cumpleaños.
Al abrirla , vio que no había nada.

- No me mandó un regalo, Tomoyo?

- No, Sakura. Es lo único que me llegó.

“Se le habrá olvidado?” pensó “No lo creo... Tal vez, mañana me lo mande”. Sonrio´y empezó a leer la carta:

Querida Sakura.
Antes que nada, quiero felicitarte por tu cumpleaños. Espero que te la pases bien junto a tu familia.
Otra cosa es que me imagino que te preguntarás porque no te mandé ningún regalo. No te preocupes, mañanas tendrás tu regalo y te aseguro que te sorprenderás.

                                                                                            Te quiere.
                                                                                                      Li Shaoran.
Tomoyo se rió en silencio.

- Yo también te quiero, Shaoran...- Se dijo a si misma, ruborizada, acariciando con sus mejillas la carta.

- Espera, aún falta.- Dijo Tomoyo, interrumpiendo las fantasías de Sakura y señalando un manuscrito- Parece que está en chino.

- Si. Generalmente me lo traduce, pero...- Sakura se extrañó. Buscó la traducción pero no la encontró. Tal vez sea la sorpresa...

“Li es todo un romántico!!” Pensó emocionada Tomoyo.
Sakura sólo pensaba en Shaoran y en la sorpresa que le tenía. “Será.... No, sería imposible...”
El timbre de la escuela sonó, así que Tomoyo tenía que despertar a su amiga de sus fantasías.

- Vamos!!! O se nos adelantará el profesor!!!!
.............................................................................................................

Ya en el salón:

- Así que mañana va a ser tu cumpleaños.- Dijo Naoko.

- Si.

- Y cuántos vas a cumplir, Sakura?- Preguntó Chiharu.

- 12 años.

- Oigan, por qué no le hacemos una fiesta?- Sugirió Rika.

- No sería mala idea.- Dijo Tomoyo.- Le podría confeccionar un hermoso traje para la ocasión....

- No empieces, Tomoyo.- Dijo Sakura, un poco avergonzada.

- Saben ustedes el origen de los cumpleaños?

Era Yamasaki con sus acostumbradas anécdotas que Sakura extrañamente siempre cree.

- No.- Dijo, sorprendida.- Jamás había pensado en eso.

- Hace mucho tiempo en la antigua Francia vivía un rey llamado Festo. En uno de sus cumpleaños, ese rey decidió hacer una gran celebración para conmemorarlo. A la gente le gustó eso y decidió imitarlo y, como se imaginarán, le pusieron “Fiesta” en honor de aquel buen rey. Si les contara sobre los regalos que se dieron, se sorprenderían...

- Qué tipo de regalos dieron?- Preguntó Tomoyo, que no creyó ni una palabra. Sakura, al contrario: Creyó TODO.

- Como era la primera fiesta de cumpleaños, los aldeanos de ese lugar no sabían que regalar. Así que decidieron regalar rocas..

- Rocas?!!- Dijo Sakura, “punteada”.

- Si, pero los aldeanos no eran tan tontos como para regalar cualquier roca. Buscaron rocas enormes y se las regalaron. En esa fiesta hubo rocas tan grandes que fácilmente abarcaban todo este salón..

- Ya estuvo bueno, Yamasaki!!!!- Gritó Chiharu, que lo agarró de una oreja y se lo llevó de ahí.

- Era una mentira?!!!- Gritó Sakura. Todos se rieron de la ingenuidad de la niña.

- Buenos días, alumnos!!!

El profesor Terada es el que enseña en la primaria Tomoeda. Al llegar, Sakura y sus amigos tuvieron que interrumpir su plática.

- Buenos días, profesor!

- Muy bien. Antes de entrar a clases me gustaría hacer algunos anuncios: El primer anuncio es que dentro de un mes, se realizará el primer concurso anual de talento. En este concurso asistirán diferentes escuelas de esta región; Nosotros fuimos designados como los anfitriones de este magno evento.....

- No sería excelente concursar, Tomoyo?- Le preguntó Sakura en voz baja a Tomoyo.

- Si. Tú y yo quedaríamos como las primeras. Sobre todo tú, Sakura.- Contestó Tomoyo, emocionada. Sakura se sonrojó ante ese comentario.

- Las categorías son las siguientes: Tenemos una categoría individual, en el que el primer lugar recibirá como premio $5,000, el segundo lugar $4,000 y el tercer lugar $3,000; En equipos de tres, en el que el primer lugar ganará $10,000 , el segundo lugar $5,000 y el tercero $2,000; Por último están las parejas, en el un hombre y una mujer sólo podrán participar.- Sakura, al escuchar eso, se ruborizó (ya sabrán porqué)- Habrá premios desde $5,000 a los participantes y el primer lugar ganará una cena de gala con todos los gastos pagados al restaurante GOLD MEDAL, el restaurante más caro de Tokio..

“Si Shaoran estuviera aquí....” fue lo primero que pensó Sakura al escuchar el anuncio del profesor. Lo mismo pensaba Tomoyo... Grabar a los dos, juntos y felices. Es el sueño de Tomoyo desde que Shaoran se fue.

- Cambiando de tema, quiero decirles que tenemos dos nuevos estudiantes en nuestro salón....  Por favor, pasen..

Al abrir la puerta, pasaron un joven y una jovencita. El joven, un muchacho con el pelo negro  y ojos color esmeralda. Sakura se sorprendió por el cierto parecido que tenía con Shaoran, pero se sorprendió aún más con la niña:

“Es la... Es la niña que soñé!!!” 

La niña, con su pelo azul corto y sus ojos parecidos a los de Eriol, observaba a Sakura con una sonrisa en su cara.

- El muchacho se llama Satoshi Izumi y la niña se llama Kiki Taijiri. Vienen de Osaka y Estados Unidos, respectivamente. Estarán aquí todo lo que resta del año.

El profesor vió los dos pupitres vacíos en los que sentaban Shaoran Y Eriol y que estaban detrás de Sakura y Tomoyo, respectivamente.

- Siéntense atrás de Daidouji y Kinomoto, por favor...

Sakura sintió, al pasar Kiki, una prescencia extraña que no podía explicar... Parecía la de Eriol.
Pasaban las horas, y Sakura trataba de ignorar las miradas de Kiki, que se encontraba divertida atrás de ella; La misma expresión que tenía Eriol

“No puede ser posible... Por qué tiene la misma prescencia de Eriol?”

Dieron el toque del recreo, y Sakura iba bajando las escaleras junto a Tomoyo, hacia el patio del colegio.

- Sakura, Te encuentras bien?- Preguntó preocupada Tomoyo a Sakura, que se encontraba consternada.

- Estoy bien, Tomoyo.. Sólo me siento cansada...

- Sakura, te conozco muy bien... Qué te pasa?

- En verdad, me encuentro bien...

Tomoyo, por supuesto, no le creyó del todo pero pero decidió cortar el tema.

- Oye, Tomoyo.- Dijo Sakura, al salir al patio- Voy a sentarme en una banca alejada a comer...

- Vamos, Sakura...- Tomoyo le tomó una mano a su amiga, sonriente.

- Tomoyo... Voy a ir sola... Necesito estar sola.- Dijo Sakura, soltándole la mano para después irse.

- Pobre Sakura...
.............................................................................................................

-Y donde está Sakura, Tomoyo?

Tomoyo, Naoko, Rika y Ciharu  se encontraban juntas en el patio en el mismo lugar en donde almuerzan siempre.

- Dijo que necesitaba estar sola...

- Otra vez?!- Dijo Chiharu, algo enojada- Ya nunca come con nosotras desde que Li se fue a Hong- Kong.

- Si.- Dijo Rika. Después agregó- No será que lo...?

- Extraña?- Completó Naoko- Rika, No querrás insinuar que eran novios?

Después, todas voltearon a ver a Tomoyo.

- Tú sabes algo, Tomoyo?- Todas preguntaron.

Tomoyo sólo se quedó sonriendo, sin decir ni una palabra...
.............................................................................................................

- Shaorna, por qué te dejé ir? Te extraño. Desearía volverte a ver para decirte que te amo...

Sakura, desde los últimos cuatro meses, cada semana, se sentaba en una banca alejada de todos para estar sola. Necesitaba reflexionar sobre su amor y así desahogarse llorando.
Se encontraba leyendo todas las cartas que le había mandado Shaoran, acordándose de todos los momentos que pasaron juntos y también de lo que dijo Eriol.

- Ahora todo está claro ahora, pero... De qué me sirve? El no está aquí....- Después rompió, una vez más, en llanto.

- Eso es muy triste...

Sakura volteó. Era Kiki. No se había dado cuenta de que estaba ahí, a su lado, escuchando sus pensamientos.

- Escuchaste... todo?- Preguntó sakura, secándose las lágrimas.

- Tú eres Sakura, Verdad?

- Cómo supiste mi nombre?

Kiki sonrió y se sentó al lado de Sakura.

- He oído hablar de ti... Mucho de ti...

Después tomó una fotografía que estab en la banca, la vió detenidamente y preguntó:

- El es... Li Shaoran?

Sakura se puso roja. Con la mirada abajo para ocultar la cara totalmente roja que teniía, contestó con un simple sí.
Kiki volvió a observar la fotografía y dijo:

- Es muy guapo... Me imagino que ha de ser muy amable... Es una fortuna que tú seas su prometida... Te felicito...

- En realidad no somos novios... El no tuvo tiempo de formalizarlo... No sé pero tengo la impresión de que no lo volveré a ver...

Kiki la tomó de la mano y dijo:

- Estoy segura de que lo volverás a ver más pronto de lo que te imaginas..

Después, se levantó de la banca y agregó:

- Te dejo sola... para que pienses en él...

Sakura miró a Kiki alejarse, preguntándose si tiene alguna relación con Eriol.

“Tienen la misma expresión.. La misma personalidad... Por qué?”
.............................................................................................................

Al mismo tiempo, en la Preparatoria Seiji, empezó también el receso.
Touya, que se encontraba esperando a Yukito, se encontrba parado cerca de la entrada a los salones. Detenido en la pared, empezó a divisar al otro lado de la reja que separa la Primaria a la Preparatoria, un niño. Extrañamente le pareció familiares sus ojos detrás de sus anteojos y también su pelo azulado. Después, entró en Shock:

- No puede ser... Esto es imposible!!!

El niño, que se encontraba observando a Touya con una mirada penetrante que paralizó al mismo, se encontraba divertido al otro lado de la reja.

- Touya... Qué te pasa?

Volteó a ver quien le hablaba. Desconectándose de la mirada de aquel niño. Era Yukito, con una gran bolsa de postres. Después, en lo que transcurrió dos segundos, volteó hacia donde estaba el niño. No se encontraba... Desapareció.

- No. No me pasa nada... Despreocúpate, amigo....
.............................................................................................................

- Hoy vas a tener coro, Tomoyo?

Ya habían finalizado las clases y también la semana. Sakura y Tomoyo se encontraban caminando hacia la puerta principal.

- No, por qué?

- Hoy me he dado cuenta de que últimamente nos hemos... distanciado..

Tomoyo se entristeció. Al verla, Sakura confirmó lo dicho.

- En realidad... Es verdad, Sakura.

Sakura querpia remediar ese distanciamiento y se le ocurrió una idea.

- mi hermano y Yukito van a ir a una Exposición de Arte y Cultura. Les puedo preguntar si podemos ir...

- Me estás invitando?

- Si.- Contestó Sakura sonriente- Así podemos empezar a planear lo del concurso.

Tomoyo se ilusionó. Sería una oportunidad de que Sakura se vuelva a probar uno de sus trajes que hace especialmente para ella. Sakura temió eso.

- Está bien, Sakura.- La tomó de las dos manos, sonriendo y mostrando su total agradecimiento.

“Espero que mi hermano no tenga ninguna objeción.” Pensó Sakura, preocupada.
.............................................................................................................

-Ya era hora....

Touya y Yukito se encontraban afuera, esperando a Sakura.
Yuki se dio cuenta de que su amigo se encontraba tenso desde el receso. En realidad. Estaba preocupado ya que Touya generalmente no es así, a menos de que se preocupe por sakura, claro.
Touya sólo veía con preocupación a Sakura, que se encontraba corriendo junto a Tomoyo hacia él.

- No corras tanto, que vas a cuartear el piso...

- Mis pisadas no son tan fuertes, hermano!!!!

- Será mejor que llegues temprano a casa... Si no acabas los quehaceres hoy, tendrás que terminar mañana...

- Oye, hermano...

- Qué quieres, monstruo?

Touya vió a su hermana nerviosa. Sabía que quería exactamente.

- No me digas que quieres ir con nosotros a la Exposición?!!!

“ Esta niña va a arruinar todo!!!” Pensó Touya. Había estado preparando una sorpresa a Sakura para su cumpleaños junto con Yuki. Conociendo a Sakura, ella no sospecharía ni un instante. Pero para colmo de males, le está pidiendo permiso para ir a una exposición con él... Y no hay tal exposición.

- Si...- Contestó Sakura, con una carita dulce para convencerlo- También Tomoyo quiere ir...

- Bueno... Necesito discutirlo con Yuki.- Dijo Touya, empujando a Yukito que también se encontraba nervioso.

Touya se llevó a u amigo hacía el otro lado de un jardín para que no escucharan la conversación.

- Ahora qué hacemos, Yuki?!!!

- No lo sé, Toya. Tal vez podemos llevarlas a una Exposición... la que sea... De todas formas, tenemos muy avanzado el regalo. Yo lo puedo terminar mañana en la mañana...

- Pero no hay ninguna exposición en todo Tomoeda!!!!

Touya estaba histérico, y Yukito no se lo podía reprochar. Si no hacían algo, Sakura se enteraría de todo.

“Piensa, Yuki.. Piensa”. Yukito no odía pensar en algo astuto para quitar el problema de encima.

- Ya sé!!!- Dijo Yuki- Yo tengo un amigo trabajando en un museo. Le pediré el favor de hacer parecer el museo una exposición...

- No lo sé, Yuki...- Dudó touya. Era la idea más tonta que se la hubiera ocurrido a Yukito.

- No te preocupes. Todo saldrá bien. Mañana yo acabaré el regalo sin ningún contratiempo...

- Está bien, Yuki... Vamos con ellas o sospecharán algo..

Yuki aceptó y se dirigieron hacia las niñas.

- Tu hermano es muy extraño, Sakura.

- Y se atreve a llamarme monstruo. En ese caso, el monstruo es él!!!!


Touya llegó con Sakura y Tomoyo, y dijo lo más tranquilo posible:

- Está bien, monstruo... Vamos o se nos hará tarde!

- Fantástico!- Dijo Tomoyo, feliz d epoder estar con sakura, grabándola como en los viejos tiempos.

- Gracias hermano... Y no me digas monstruo!!!
............................................................................................................

- Y donde está Yukito, hermano?

Ya estaban encaminándose hacia el museo. Touya sólo estaba rogando por que Yuki convenza al amigo de que “hiciera” una exposición para ellos.

- Dijo que se iba a adelantar un poco para comprar los pasajes.. Dice que hay días en que hay una fila enorme... Afortunadamente, a nosotros no nos ha tocado....

- Y por qué van tan seguido a exposiciones? Qué van a hacer?- Preguntó Sakura, muerta de curiosidad.

“ por qué diablos los monstruos serán tan preguntones?” Pensó Touya. Eso mismo iba a contestar pero decidió no hacerlo. No sería muy “común” para él. Su hermana no se daría cuenta. Es terriblemente despistada; pero su amiga Tomoyo si.

- Vamos a recopilar información de... los payasos llorones...

- Eh? Es eso?

- Pues... si.- Contestó Touya, maldiciéndose por dentro por esa respuesta tan tonta.

Sakura se quedó “punteada” y decidió no preguntar nada más. Decidió mejor hablar con Tomoyo, que se encontraba riendo por la respuesta del hermano de Sakura.

- Oye, Sakura...- Dijo la niña del cabello largo.

- Qué pasa, Tomoyo?

- Qué harías si Shaorna regresara a Japón?

- Me pondría muy feliz!!- Contestó Sakura, muy alegre.- Por qué me preguntas eso?

Tomoyo se quedó mirando a Sakura por unos segundos, sonriente. Después contestó:

- No. Por nada.
.............................................................................................................

- Qué pasó, yuki?

Ya habían llegado al museo. Touya se había llevado a Yuki hacia atrás del museo para “arreglar lo de los pasajes”.

- No.. no lo encontré, Touya. – Dijo Yukito, que ya estaba igual que su amigo- Creo que se enfermó ayer y no vino a trabajar. Eso fue lo que me dijo la encargada del museo..

- Maldición!!! Yuki, ahora que vamos a hacer?!!!

- No... no lo sé, Touya!!!!- Después, Yuki pensó en la única opción que tenían- Creo que tenemos que decirle a Sakura que no hay tal exposición.. Que íbamos a otra parte...

- Estás loco?!!! Sakura me mataría!!!

Al decir esto, Touya miró fijamente los ojos de su ahora exaltado amigo.

“Se acabó la sorpresa...” pensó.

- Muy bien... yo se lo diré..- Concluyó Touya, frustrado y deprimido.

De repente se escuchó un grito.
.............................................................................................................

- Qué es eso?!

Tomoyo, que estaba grabando ya todo, se encontraba al lado de Sakura; asustada por lo que estaba viendo:
Dos estatuas de piedra gigantes ( aproximadamente unos 5 metros) salieron de las puertas del museo, destrozándola. Eran estatuas de caballeros de la Edad Media. Tenían una espada en la mano derecha y un Escudo en la izquierda. Reales... Tan reales que cortaron con sus espadas algunos postes que se encontraban por ahí.
Las estatuas se acercaban perligrosamente hacia las niñas, pero Tomoyo se sólo se encontraba grabando a su amiga, como siempre lo hacía. No le preocupaba: Sabía que su  Sakura detendría a esos monstruos de piedra con su magia. Pero se dio cuenta de algo:

- Sakura! Por qué no usaas tu llave?

Sakura se encontraba paralizada y temblando de miedo. Su cara se encontraba aterrada.

- No... No puedo...

Las estatuas. Ya estando lo suficientemente cerca, se encontraban dispuestas a matarlas. Tomoyo decidió actuar. Soltó su cámara, no le importó si se rompiera o no, y corrió hacia su amiga.

- A un lado!!!

Una de las estatuas se decidió a cortar en dos a la hechicera. Se lanzó con su espada.
Tomoyo tomó a una totalmente inmóvil Sakura de un brazo y se la llevó corriendo . Sakura no podía ni siquiera correr. Estaba aterrada, y a Tomoyo le preocupó. Nunca la había visto así.

- Sakura, qué te pasa?!!

- No... no lo sé...- Contstó muy apenas Sakura, que se encontraba siendo literalmente arrastrada por Tomoyo.

La niña corrió junto con Sakura hasta que fueron interceptadas por una estatua.
Uso rayos azules de magia detuvieron a la piedra, dejándola fuera de combate por el momento y dándole tiempo a las niñas de correr.

- Salgan!!! Rápido!!!

Era Yue.

- Cuidado, Yue!!!!- Gritó Touya.

Yue intentó voltearse pero ya era demasiado tarde: La otra estatua, con su espada, cortó parte de una de sus alas. Yue cayó adolorido al piso. Touya corrió hacia su amigo.

- Yue, te encuentras bien?

- Si... Me volverá a crecer... Cuidado!!!!

La misma estatua que cortó el ala de Yue, decidió acabar con Touya y el Ángel. Yue, con una reacción incomparable, lanzó el mismo rayo que usó con el primero. Este, al recibirlo, cayó de igual manera.

- Estuvo cerca...- Dijo Yue, mientras se dolía el ala.

- En verdad estás bien, Yue?- Preguntó preocupado Touya, al ver el estado en el que se encontraba el Guardián.

- Si... He tenido peores heridas... Debemos ir con Sakura y....

Ya no terminó. Volteó hacia donde estaba la estatua que tiró hace rato.

- Qué pasa?

- Una estatua... No está...
.............................................................................................................

- Sakura.. Tienes que abrir tu llave!!!!

Tomoyo ya se encontraba adentro del bosque junto con Sakura, que aún tenía miedo.

- Si...- Contestó Sakura. Al tomar la llave colgada en su pecho, se dio cuenta de que sus manos temblaban mucho. Qué rayos le pasaba? Nunca se había sentido así, ni cuando tenía que capturar las cartas Clow, ni cuando tenía que cambiarlas a Cartas Sakura.
Por fin, decidió pronunciar el conjuro para abrir la llave, pero algo la detuvo: Algo cortó el árbol en donde estaba Sakura apoyada y por poco le corta la cabeza.

- Tomoyo, abajo!!!!

Sakura tomó a Tomoyo y la tiró al piso.

- “Llave que guardas el poder de mi estrella. Muestra tu verdadera forma ante Sakura, quien aceptó esta misión...” Líberate!!!

Algo extraño pasó. Algo que asombró tanto a Tomoyo como a Sakura: La llave no respondía.

- Líberate!!!- Volvió a gritar Sakura con todas las fuerzas que pudo. No pasó nada.
Si Sakura estaba aterrada hace rato, ahora lo estaba aún más. La estatua asesina estaba enfrente de ellas dos, y no dudaría en matarlas, y Sakura no podía hacer nada.

- Sakura...- Alcanzó a decir Tomoyo. Ya todo acabó... Sólo tenían que esperar...

-Déjalas en paz!!!!

Una ráfaga de viento tumbó a la estatua justo en el momento de que empuñara su espada hacia Sakura. La niña notó una presencia. Una presencia que, extrañamente, la hizo sonrojar.
Un niño saltó de un árbol. Ese niño fue el mismo que lanzó ese ataque de magia. El pelo café que tenía ese niño se le hacía muy conocido a Sakura.

“No... no puede ser”

Ese niño empuñó su espada hacia el monstruo, dispuesto a tajarlo. La estatua reaccionó y detuvo el  ataque con la suya, lanzando al niño con su inmenso poder.

- “Dios del fuego, ve!!!”- Gritó el niño, mientras caía de pie. Unas cortinas de fuego rodearon a la estatua, incendiándola, pero seguía de pie.
Se lanzó, ya apagado su fuego, contra el niño, con su espada.

- Deja en paz a Shaoran!!!

La niña, que tenía pelo negro y dos coletas, le dio una patada voladora a la estatua, tambándola y destrosándola.

- Meilin, cuidado!!!- Gritó Shaorna.

La otra estatua estaba detrás de ella.

-AHHHHHHH!!! Shaoran!!!- Gritó.

La estatua cayó. Ya no tenía más fuerzas para continuar.

- Sakura, Te encuentras bien?

Touya y Yue se encontraban ahí. Aunque el Guardipan atacara una y otra vez a la estatua, ésta seguí caminando hacia las niñas. Todo pasó tan rápido, que Sakura estaba confundida.
Sólo se la pasaba viendo al chico, que estaba siendo abrazada por la niña de coletas, con grande felicidad.

- Li.... Shaoran...- Dijo, casi a si misma, pero Shaoran la escuchó perfectamente.

Se separó de Meilin y dijo con un rubor en su cara y los brazos abiertos.

- Feliz cumpleaños, Sakura...

Sakura ya no aguantaba más:

- Shaoran!!!

Se lanzó hacia él y lo abrazó como si se fuera a ir otra vez. Empezó a llorar.

- Fueron cuatro meses... Cuatro horribles meses sin ti... Te extrañé como a nadie en el mundo!!!!!

Shaoran, con una cara como tomate al ser abrazado, no podía decir nada. Sólo disfrutar el momento y rogar por que Touya, que se encontraba rojo de rabia, no lo estrangulara al terminar esto.
.............................................................................................................
                                                                                                                     Fin del capitulo uno.
.............................................................................................................

Dudas, comentarios y sugerencias: tomoeda2000@yahoo.com.mx




                                                    Eliol Hiragizawa