SAKURA CC 

                                        PLATINUM

          

 

 

 

 

 

                                 Ángel Negro 

 

 

Capitulo 6: Un día de práctica

 

Esa misma tarde, en el Aeropuerto. Meilin se estaba despidiendo de sus amigos.

 

- Muy bien, Sakura. Sólo espero que solucionen esto y que nada malo les pase a ustedes ni a nadie.- Dijo Meilin a Sakura, mientras que los demás estaban en una parte alejada de ellas.

 

- No te preocupes, Meilin- Contestó Sakura- Tú bien sabes que no permito jamás que nadie lastime a los seres que tanto quiero.. no va a suceder nada .. Te lo prometo..

 

Meilin sonrió. Confiaba en Saura, aunque tenía un mal presentimiento...

 

- Ah! Y una última cosa: Saludame a tu hermano de parte mía, por favor!

 

Sakura le dio una linda sonrisa a Meilin.

 

- Está bien..

..............................................................................................................................................................................................

 

Son las once de la noche del sábado en la Ciudad de Tomoeda.

 

Sakura se encontraba en su habitación, arreglándose el cabello ya que se acababa de bañar.

 

- Oye, Kero. Ya apaga la televisión..- Dijo la niña.

 

En la tele estaban pasando un comercial, que para Kero se le hacía interesante.

 

( “Fun Island” es el paraíso de todo amante de la diversión!! Hay de todo: Albercas de pelotas, Máquinas Arcade y una pantalla gigante donde se muestran tus animes favoritos!! Venga a visitarnos en nuestra semana de Inauguración!!)

 

- Es el lugar de mis sueños!! Sakura.. Me llevas a “Fun Island”?

 

- “Fun Island”?

 

- sí. Es un centro de diversiones.- Explicó Kero, muy emocionado y señalando a la televisión- Hay videojuegos, una televisión enorme y una alberca de pelotas Olimpica!

 

- Y me podrías decir cómo vas a disfrutar ese lugar si te llevo?- Preguntó Sakura, dejando su cepillo y acercándose hacia su Guardián.

 

Kero se quedó pensando en lo que dijo Sakura unos segundos. Después sollozó:

 

- Es verdad!!!!

 

Sakura sonrió. Siempre pensaba que era muy difícil mantener a un juguetona mascota medieval en un mundo con tanta tecnología.

 

- No te preocupes, después arreglamos eso.

 

A Kero se le iluminó la cara.

 

- Entonces me vas a llevar?

 

- Por supuesto!!- Contestó Sakura, sonriente.

 

Kero se lanzó hacia la niña y la abrazó.

 

- Muchas gracias, Sakurita!!! Te quiero mucho!!

 

- Yo también te quiero, Kero!!!

 

El guardián del Sol se sonrojó.

 

- Oye, monstruo.. Peluche...

 

Era Touya, entreabriendo la puerta del cuarto de Sakura.

 

- No me digas así!!!!- Gritaron los dos, al unísono y en forma amenazadora.

 

- Ya veo que ustedes dos se llevan muy bien...- Dijo Touya, al ver que los dos actuaban de igual manera.

 

- Qué quieres, hermano?

 

- La cena ya está lista... Claro que si quieres hacer dieta, que bien la necesitas, puedo comerme tu porción..

 

- No estoy gorda, hermano!!!- Gritó Sakura, enfurecida.

 

- Claro que sí, monstruo... Si tan sólo escucharas las pisadas que haces, y que..

 

Touya ya no pudo terminar: Kero le mordió un dedo.

 

- Peluche, suéltame!!!- Gritó Touya, agitando con fuerza el dedo que Kero aferraba con sus dientes, hasta que por fin el Guardián lo soltó y cayó en el piso.

 

Touya echaba llamas por los ojos. Kero también, habiendo sido amortiguado gracias a los verdaderos peluches de Sakura que estaban en el piso.

 

- Monstruo con monstruo...- Dijo, irónicamente. Después dijo- Ya bajen, la comida se enfría...

 

Después, cerró la puerta y se dirigió a la cocina.

 

- Sakura, tu hermano es un grosero!!!!!!

 

- Yo conozco muy bien a mi hermano, y el hecho de que no te haya contestado tu ataque significa que le simpatizas aunque sea un poco... Lo mismo pasa con Shaoran..

 

- Sakura...

 

- Qué pasa, Kero?- Dijo Sakura, sonriente. Quitó su sonrisa al ver que Kero estaba un poco triste- Te sientes mal?

 

- No, no es eso.. Es sólo que quiero decirte que yo te.. tengo mucho hambre... Vamos a cenar..

 

- Está bien, Kero.- Contestó Sakura.

.............................................................................................................................................................................................

- Qué hay de cenar!!

 

Sakurabajó rápidamente las escaleras. Al llegar abajo, se sonrojó:

 

- Shaoran..

 

Li se encontraba sentado en el comedor. Estaba sonrojado también.

 

- Hola, Sakura..

 

- Me lo encontré en el supermercado. El dijo que tenía que ir hacia tu casa y lo invité. El con gusto aceptó.- Comentó Yukito, que también se encontraba ahí, ya que Touya lo invitó a cenar (por supuesto que él no estaba muy contento que digamos).

 

Sakura se sentó a un lado de su “novio”. Estaba muy nerviosa, pero ya no tanto como anteriores veces.

 

- Mocoso!!!

 

Kero acababa de llegar y se lanzó hacia Li y le mordió un dedo de igual manera que Touya. Li empezó a gritar de dolor y agitaba fuertemente el dedo para que el Guardián lo soltara.

 

- Kero!!! Deja a Shaoran!!- ordenó Sakura.

 

Kero hizo caso y lo soltó. Shaoran le dio una mirada de “muérete” al Guardián. Kero lo hizo de igual manera.

 

- Ya dejen de pelear, par de monstruos...- Dijo Touya, tan calmado como siempre.

 

Los dos desviaron la misma mirada hacia el moreno.

 

“ De ahora en adelante, voy a tener que acostumbrarme a esto..” Pensó Sakura, feliz ya que Touya quería mucho a su nueva y singular familia.

..............................................................................................................................................................................................

 

- Y a qué vienes a visitarme, Shaoran?- Preguntó Sakura, ya todos en la mesa comiendo.

 

- Yo.. me estaba preguntando sí... podemos practicar nuestro acto para el concurso...

 

A Sakura se le había olvidado lo del concurso. Sólo faltaban diez días para que empezara.

 

- Claro que sí, Shaoran.- Aceptó, gustosa.

 

- Qué es lo que van a hacer?- Preguntó Yukito, con un gran plato de fideos. El no pudo escuchar gran cosa cuando se inscribieron Sakura y Li, ya que estaba ocupado con unos archivos escolares.

 

- Vamos a hacer el último acto de Romeo y Julieta.- Contestó la Maestra de Cartas.

 

- Romeo y Julieta... Buena obra...- Comentó Kero, fastidiado y acabándose los pastelitos del puro coraje.

 

- Ahora que me acuerdo, Touya, tú me contaste una vez que hiciste esa misma obra en Secundaria, no es así?- Dijo Yukito.

 

- Sí... Así es...

 

- Fue en segundo de Secundaria.. Tuvo el papel de Julieta...- Dijo Sakura.

 

Li y Kero se aguantaron la risa. Touya lo notó y dijo:

 

- Cállate, mocoso!! Tú andas igual con tu obra de la Bella Durmiente..

 

Shaoran se avergonzó de eso y Kero terminó siendo el último en reírse.

 

- Oye, Shaoran.. Cuando empezamos a practicar?

 

- Qué te parece mañana en la mañana en la Casa de Daidouji?

 

- Está bien.- Contestó Sakura, sonriente.

 

- Y quién le va a hacer de Julieta? El mocoso?- Bromeó Touya.

 

- Yo le voy a hacer de Julieta, hermano!!!!!- Gruñó Sakura.

 

- Eso está peor... Aunque compraran toda la tela del mundo, nunca acabarían de hacer el vestido.. monstruo bodoque...

 

- Monstruo bodoque?!!- Sakura se levantó y le gritó en el oído, ensordeciendo a su hermano- YO NO SOY UN MONSTRUO GORDO!!!!

 

Yukito se empezó a reír. Li, como no sabía que esto era un juego para ellos dos, empezaba a asustarse.

 

- Está bien, me retracto... Eres sólo un monstruo..

 

- !!!!!!

 

- Touya se las ingenia siempre para salir victorioso en todas las discusiones con su hermana.- Dijo Yukito a Li.

 

El empezó a sonreír al ver a su Sakura amenazando a su “cuñado”, ya que nunca pensaba que un hermano mayor fuera tan fastidioso y cariñoso al mismo tiempo con su hermanita.

..............................................................................................................................................................................................

 

A la mañana siguiente, Sakura se dirigía alegremente hacia la casa de su amiga Tomoyo. Se encontraba en a parada de autobús, con una bolsa que contenía todo lo que iba a necesitar para la práctica ( entre ellas, el libreto de Touya de la misma obra).

 

Aún recordaba con pena lo que le dijo Tomoyo por teléfono:

 

- ( Te haré un vestido muy bonito. Tardaré toda la noche, pero lo acabaré!!)

 

A Sakura se le hacía raro que su amiga hiciera tanto por ella, a pesar de que ya sabía la razón..

 

“ Ni modo.. Tendré que acostumbrarme a esto de nuevo..” Pensó.

 

- Hola, Sakura!!

 

Era Kiki. Tenía en su mano una bolsa, y parecía muy divertida al ver a Sakura.

 

- Hola, Kiki!- Contestó Sakura, sonriente.

 

- Estás esperando el autobús?

 

- Sí... Me dirijo a casa de Tomoyo, y este autobús da enfrente de ahí..

 

- Ya veo.. Que casualidad, yo también voy a este autobús.

 

- Qué bien!!

 

Kiki se sentó a un lado de ella. Mientras que jugueteaba con los dedos, observaba el rostro de Sakura.La Maestra de Cartas se dio cuenta de eso, y se puso nerviosa:

 

- Qué es lo que pasa, Kiki?

 

- Sólo te observaba... Eres muy hermosa..

 

Sakura se sorprendió por ese halago.

 

- Por qué.. Por qué dices eso?

 

Kiki sonrió, divertida. Después contestó:

 

- Ahora me doy cuenta de porqué Li se enamoró de ti....Eres tan hermosa y linda...

 

Sakura ya no sabía que decir. Se empezó a sonrojar.

 

- Están esperando el autobús de las once?

 

Era un empleado de la tienda que estaba detrás de la parada.

 

- Sí..- Contestó Sakura.

 

- Lo siento, pero se va tardar una hora más. Parece que tuvieron un problema con ese autobús y no había ninguno que lo reemplazara.

 

- Ya veo..- Dijo Sakura, “punteada”. Tendría que esperar una larga hora. Preferiría irse a pie, pero Touya no la dejaría ( con eso de que está trabajando, no se sabe donde puede aparecer). Así que decidió quedarse ahí.

 

- Te vas a quedar a esperar, Sakura?

 

- Sí.

 

- Bueno.. Yo no puedo. Prefiero hacer algunas cosas que tenía que hacer. Tomaré el de las dos.

 

- Muy bien...

 

- Bueno, ádios... Cuídate..

 

- Cuídate tú también...

 

Sakura se sintió un poco incómoda al escuchar esas palabras de Kiki de que era hermosa. Veía como se alejaba jugueteando mientras pensaba:

 

“ Qué me habrá querido decir?”

..............................................................................................................................................................................................

 

Ya había pasado más de una hora y el autobús no llegaba. Ya Sakura estaba desesperada y estuvo a punto de irse hasta que una limosina llegó y se paró justo enfrente de la niña.

 

- Tomoyo?- Dijo Sakura, al ver a su amiga, que bajó la ventanilla trasera para que pudiera ver con facilidad a la Maestra de Cartas.

 

- Qué estás haciendo aquí, Sakura?

 

- Estaba esperando el autobús, pero parece que no va a venir..

 

- De seguro ibas a mi casa, verdad?- Dijo Tomoyo, divertida- Bueno, sube. Yo te llevo.

 

- Está bien...

 

Una de las guardaespaldas salió del lado izquierdo de la limusina y le abrió la puerto a Sakura.

 

- Pase, Señorita Kinomoto..

 

- Muchas gracias...- Dijo Sakura, un poco apenada, y se metió en la limusina.

 

- Aün no me acostumbro a esto, Tomoyo..- Dijo Sakura, refiriéndose a los grandes lujos de su amiga.

 

- A veces yo tampoco!!- Contestó Tomoyo, en tono de broma.

 

- Por cierto, Tomoyo...

 

- Qué es lo que pasa, Sakura?

 

- Desde el otro día, no he podido preguntarte esto..- Sakura no encontraba las palabras para preguntarle a su amiga.

 

- Qué pregunta?

 

- De que... tú y Eriol.. son..?

 

- Novios?-Tomoyo seguía tan alegre como siempre.

 

- Sí..

 

- Por supuesto que no, Sakura – dio una leve risita y continúo- Eriol dice que tratemos este concurso como una oportunidad para conocernos más, pero sólo como amigos.

 

- Ya veo.. Pero pueden ser algo más, no?

 

- No lo sé...- Contestó Tomoyo, triste- Eriol es una buena persona, y tenemos mucho en común, pero aún así no tengo ese amor en él como lo tengo en ti, Sakura.

 

Sakura sonrió, sonrojada. Tomoyo también lo hizo, pero más levemente.

 

- Buena suerte, Tomoyo...

..............................................................................................................................................................................................

- Acchhuu!!

 

- Qué pasa, Amo Eriol?- Preguntó Spinnel, recostado en un sillón de la Mansión de Tomoyo.

 

- Nada. Sólo estornudé...

..............................................................................................................................................................................................

 

Mientras, Kiki se encontraba en su habitación del departamento donde viven su mamá y ella. No se encontraba sola...

 

- Te puedo hacer una pregunta, mocosa?- Preguntó Darmani, que estaba siendo curado por Kiki, gracias a un hechizo curativo.

 

- Cuál es?

 

- Por qué haces esto por mí?

 

Kiki sonrió. Después, dijo:

 

- Supongo que harías lo mismo si fuera yo la lastimada...

 

- Yo lo haría por conveniencia.. Es más, ni lo haría, ya que ni siquiera te conozco..

 

Kiki le dio una dulce sonrisa al Angel.

 

- Ya deja de sonreír, niña estúpida!!!!!!- Gritó, golpeando a la niña en la cara, lanzándola en un rincón del cuarto.

 

- Mocosa.. No debería de estar aquí...- Dijo. Después se levantó de la cama y se dirigió a la ventana para salir de ahí.

 

Kiki se levantó y se tocó la nariz.. Tenía sangre. Darmani miró a la niña antes de irse y dijo:

 

- Me recuerdas a alguien... Creo que te conozco...

 

La niña dio una leve sonrisa, aún doliéndose del golpe. Darmani gruñó al ver que no tenía ninguna excusa para matarla con la conciencia limpia.. Quería que ella lo atacara con sus poderes para hacerlo en defensa propia, pero no le salió el jueguito como él quería... Después, salió de la habitación..

 

Kiki salió de sucuarto, con una pañoleta en la nariz para no dejar manchas de sangre en el piso. Estaba sola, no había nadie más. Su madre, Ann, no se encontraba en casa. Ella trabaja, incluso los Domingos.

 

Sacó una botella de alcohol del botiquín y se puso un poco en la nariz. La herida era dolorosa, pero no por el alcohol, sino por la fuerza oscura que quedó del golpe.. Eso era muy doloroso..

 

- Sería mejor que dejara esto por la paz, pero sé que no puedo.. Debo acabar lo que empecé...

..............................................................................................................................................................................................

 

 - Bueno. Ya llegamos.

 

- Te lo vuelvo a repetir, Tomoyo: Nunca me voy a acostumbrar a tus lujos.- Dijo Sakura, sonriente.

 

- Gracias, Sakura.- Contestó Tomoyo, mientras bajaban de la limusina.

 

Al llegar, se encontraron a Shaoran cargando una “torre” de trastes ( y eso de torre se oye exagerado, pero si era un pila enrome). Li, al ver a Sakura, se sonrojó y por un descuido insignificante, le pisó la cola a Spinnel, que descansaba cómodamente en el piso tapizado de alfombra. Este gritó e hizo que el chino perdiera el equilibrio y tirara los platos.

Nakuru, al escuchar tal ruido, se asomó desde la cocina y vio a Li tirado, “Suppi” doliéndose de su cola y un montón de pedazos de porcelana costosa.

 

- Los platos!!! Li Shaoran, cómo es posible que hayas tirado los pocos platos que te mandé traer de la alacena!!!!- Gritó, con una actitud rara ( aunque para Nakuru, lo que es raro para todos, para ella no lo es).

 

- Pocos?? Me mandaste traer cincuenta platos de los más costosos!!- Contestó Shaoran, aún en el suelo.

 

- Y quién diablos es el que compró esos platos???

 

El chino se quedó callado y con una mirada fastidiada.

 

- Dime!!!!

 

- La madre de Daidouji!!!!!!!

 

- No me rezongues!!!

 

- !!!!

 

- Nakuru, no te preocupes por eso- Dijo Tomoyo, con una gran gota en la cabeza y suponiendo a lo que iba Akizuki – Tenemos muchos trastes en la alacena. No hay falta de eso en la casa.

 

- Sí, eso ya lo sé, Señorita Daidouji, pero esta clase de vergüenzas con este niño es lo que trato de evitar en esta casa..

 

- Vergüenzas?!!! Esta bola de peluche es la que me hizo caer!!!- Exclamó Li, tomando a Spinnel de la adolorida cola.

 

- Oye, suéltame!!!- Dijo el gato.

 

- No le eches la culpa a Suppi, jovencito!!!

 

- Y no me digas Suppi, Nakuru!!!!

 

- Cuántas veces te tengo que decir que no me trates como un niño, Akizuki!!!!!!!- Gruñó el chino.

 

Sakura sólo empezó a reirse.

 

- Que linda escena.... Como toda una familia..- Dijo Eriol ,que entraba en escena al escuchar todos esos gritos.

 

Shaoran empezó a celarse de la llegada del hechicero. No es para menos, ya que Hiragizawa saludaba a Sakura muy cortésmente... Y eso le fastidiaba mucho..

 

Después, se acercó a Tomoyo y le preguntó:

 

- Pudiste conseguir las notas de la escuela?

 

- Sí.- Contestó ella, sonriente- Mi maestra de canto me dijo que se las entregara justamente mañana, ya que las necesitaba.

 

- Muy bien. Sólo me tomara unos momentos copiarla e imprimirla en tu computadora, Tomoyo.- Dijo Eriol, sonriente.

 

Tomoyo también sonrió.

 

Por supuesto que los demás se quedaron “punteados” de lo unidos que estaban ellos dos.. Parecían novios..

 

- Bueno. Será mejor que empecemos a practicar, Shaoran...- Dijo Sakura a su prometido.

 

- Sï..- Contestó el niño, sonrojado.

 

- Es verdad!!- Tomoyo se fue corriendo de ahí, dejando a todos sorprendidos ( todos, menos Eriol). Regresó con dos paquetes, tomó aire y se los entregó a su amiga:

 

- Te prometí.. estos.. dos.. trajes... Sakura..

 

Sakura dio un leve risa nerviosa. Eriol sonrió de nuevo, divertido. Tal vez no parecían tan novios después de todo.

..............................................................................................................................................................................................

 

- No tienes que grabar todo lo que hago, Tomoyo.

 

- Claro que sí!! Dentro de veinte años, quiero enseñarle a tus hijos lo hermosa que era su madre de niña!!

 

Shaoran y Sakura se sonrojaron ante ese comentario.

 

- Que linda se ve Sakura con ese vestido, verdad Li?- Dijo Eriol, sonriente. El contestó con un simple sí..

 

- Aunque me siento rara con estos vestidos... Como que son muy raros..

 

- A ustedes dos les queda bien todo, aunque sean harapos!!- Dijo Tomoyo, aún grabando- Además, necesitan algo impactante para su acto!

 

- Tomoyo tiene razón, Sakura. “Momentos especiales ameritan trajes especiales”.- Dijo Eriol.

 

- Eso mismo dice Kero y Tomoyo..

 

- Por lo de Kero, según recuerdo, Clow le decía eso siempre que se tenía que vestir adecuadamente... A él no le gustaba la formalidad, pero sabía que era necesario..

 

- Clow ha de haber sido una persona muy especial...- Comentó Tomoyo.

 

- Sí, pero tenía muchos problemas por precisamente lo especial que era..

 

- Qué clase de problemas?- Preguntó Li.

 

- Hoy no es el momento para contarles eso.. será otro día..

 

Todos aceptaron eso.

 

- Bueno, será mejor que me vaya.. Mi hermano me dijo que saliera de aquí antes de las dos, y no dudo que de repente apareciera como un jardinero de aquí, Tomoyo...- Dijo Sakura.

 

- No lo dudo, Sakura.- Contestó Tomoyo, dando una risita- Si quieres, puedes llevarte el vestido a tu casa.

 

- Está bien, me lo llevaré pero de todos modos me lo voy a quitar. La gente me miraría de una forma muy rara..

 

- Aún así, te ves muy hermosa con ese vestido, no es así, Li?- Dijo Eriol.

 

- Es verdad..

 

- Todo el mundo tiene razón, Sakura. Te ves idéntica a tu madre!!!

 

- Mamá!!- Dijo emocionada Tomoyo, abrazando a su madre.

 

- Buenas tardes, señora.- Saludó Sakura.

 

- No tienes que ser tan amable, niña. Recuerda que nuestra casa es tu casa.

 

- Cómo le fue en su trabajo, señora?- Preguntó Eriol.

 

- Me fue muy bien, Eriol. Muchas gracias por ayudarme con ese discurso.

 

- No fue nada, Señora Daidouji.

 

Sakura se quedó “punteada” al escuchar eso. Después, le preguntó a Li en voz baja:

 

- Eriol ayuda a la señora Daidouji en su trabajo?

 

- Por lo visto, sí. Ella me ha dicho que su trabajo es menos agotador y más divertido con Hiragizawa a su lado los fines de semana.

 

- Ya veo..

 

- Sakura. Me gustaría mucho que comieras con nosotros.. Akizuki, la amiga de Eriol, hace una comida deliciosa, aunque no sepa que sea...

 

- Lo siento, señora, pero mi hermano me dijo que llegara temprano a la casa..

 

- Es un lástima...- Dijo tristemente Sonomi.

 

- Bueno... Tomoyo, gracias por el vestido.

 

- De nada, Sakura.

 

Después, se dirigió a su “novio”y le dio un beso en la mejilla. Shaoran se puso como tomate. Sonomi se sorprendió de ese acto de Sakura.

 

- Hasta mañana, Shaoran.

 

- Hasta... mañana..

..............................................................................................................................................................................................

 

- Aún estoy preocupada por lo que dijo Eriol. Habrá más enemigos además de Darmani?

 

Sakura se encontraba caminando hacia su casa. No había llegado ningún autobús en media hora, así que decidió irse a pie.

 

“ Tal vez la línea de autobuses este descompuesta...” Pensó, imaginándose a cientos de mecánicos arreglando todos los autobuses urbanos de esta ciudad.

 

Estaba un poco distraída por eso, así que no tardó en chocar con alguien.. Alguien conocido.

 

- Sakura!!

 

Era Kiki. Parecía apurada.

 

- Hola, Kiki, Cómo estás?- Preguntó Sakura, sonriente. Vio el golpe que tenía en la nariz y preguntó- Qué es lo que te pasó en la nariz?

 

La niña no esperaba que Kinomoto le preguntara eso (generalmente no se da cuenta de gran cosa a su alrededor). No sabía que responder, pero para su fortuna, alguien interrumpió:

 

- Te está molestando esta niña, monstruo?

 

Era Touya. Tenía un uniforme azul y un gorrito chistoso. Sakura se contuvo la risa, mientras contestaba.

 

- No... Y no me llames monstruo...jeje..

 

- Qué es lo gracioso?- Preguntó Touya.

 

Kiki se sorprendió de la gran altura del hermano de Sakura.

 

- El es tu hermano, Sakura?- Preguntó.

 

- Sí.

 

- Quién eres tú, niña?- Preguntó Touya, un poco preocupado.

 

- Mi nombre es Kiki Taijiri.. Vengo de Estados Unidos.

 

El joven se quedó mirando a los ojos a la niña... Esa niña le daba mala espina..

 

- Mi nombre es Touya... Touya Kinomoto..

 

- Hermano, qué haces vestido así?

 

- Estoy trabajando como chofer de autobús. Ahí está el que estoy conduciendo.- Dijo, señalando el autobús azul que estaba en la esquina.

 

- Y porqué te detuviste?

 

- Porque te vi caminando por aquí. Te dije que no lo hicieras, monstruo. –Sakura se apenaba más y más, al ver que su hermano no se “compadecía” de ella a pesar de que estuviera Kiki ahí.

 

- Oye!!! Cuánto tiempo más se va a quedar platicando?!!!- Gritó furioso un pasajero del autobús.

 

- Se puede esperar?????... Vámonos, monstruo..

 

Sakura vió que Kiki tomaba todo esto con tanta naturalidad, es más, hasta lo disfrutaba.

 

- Bueno.. Nos vemos!!- Se despidió Sakura, tomada de la mano por su hermano.

 

Kiki sólo se despidió con la mano, sonriente, mientras pensaba:

 

“ Su hermano es muy... lindo..”

..............................................................................................................................................................................................

 

- Yo abro.- Dijo Shaoran, al escuchar que llamaban a la puerta.

 

- Sólo procura ver por las rendijas. Puede ser un ladrón!!!- Le gritó Nakuru, desde la cocina.

 

- Cuánto puede fastidiar una persona....- Se dijo Li, tratando de que nadie lo escuchara.

Abrió la puerta y se sonrojó al ver quién era.

 

- Hola, Li!!

 

- Hola..

 

Ella sonrió. Después de quedarse unos segundos así, dijo:

 

- Puedo pasar?

 

- Ah... Sí...

 

Quién es?- Preguntó Eriol, que había llegado al recibidor.

 

- Ah, Buenos días!!- Saludó la niña.

 

Eriol no saludó. Sólo se quedo mirando.

 

- Bueno.. Pasa..- Dijo Shaoran. Kiki aceptó gustosa.

 

- Qué bonita casa!!! Es tuya?- Preguntó.

 

- No. Sólo vivo aquí de invitado..

 

- Perdona mi inconvencia, pero de quién es la casa? Supongo que ha de ser de un amigo..

 

- es de Daidouji.

 

Kiki se sorprendió un poco. Después volvió a su dulce sonrisa.

 

- De Tomoyo?? No sabía que era rica.

 

Li estaba rojo de la vergüenza. No tanto por Kiki, sino porque Eriol estaba ahí, y no se veía muy contento que digamos.

 

- Li.. Podemos hablar a solas un momento?- Preguntó Hiragizawa, muy serio.

 

- Está bien... Kiki, puedes esperar en la sala común?

 

- Donde está?- Preguntó, “punteada”.

 

- Ah, sí... Está derecho, pasando el pasillo. Lo primero que verás es esa sala.

 

- Bueno..- Dijo, sonriente – Nos vemos, Li!!

 

Se quedó mirando a Eriol, que no se encontraba de su muy acostumbrado buen humor, y dijo:

 

- Espero conocernos mejor... Hiragizawa..

 

Eriol se sorprendió. Cómo diablos supo esa niña su apellido?

 

Después de darle una sonrisa maliciosa, se fue jugueteando a la sala.

 

- Quién es esa niña?- Preguntó Hiragizawa, sin quitar la vista de la niña.

 

- Su nombre es Kiki Taijiri. Es una amiga mía..

 

- Desde cuándo?

 

- Desde que regresé a Japón. Por qué preguntas todo eso?

 

Eriol lanzó a Li una mirada fría. Una mirada que asustó a Li.

 

- Si me entero de que engañas a Sakra, te juro que te mato.

 

- Por qué me dices eso?- Preguntó el chino, asustado.

 

Eriol recuperó su habitual sonrisa.

 

- Es sólo una broma.. A dondé van?

 

- A patinar un poco.

 

- Bueno...- Eriol tomó del hombro a Li. Después dijo- Cuídate, Li.

 

- Lo haré, Hiragizawa...

..............................................................................................................................................................................................

- Qué es lo que te pasó en la nariz?- Preguntó Shaoran a Kiki, caminando juntos por la calle hacia la pista de patinaje.

 

Kiki se tocó la nariz, como si ella pudiera decirle la respuesta, y se le ocurrió algo.

 

- Es que tuve un encuentro cercano con el piso.- Después de dejar confundido a Li, cambió de tema - Oye, ya le dijiste a Sakura sobre nuestro plan?

 

- No. Creo que se me olvida...

 

- Ahora que tocamos el tema, a mi también se me ha olvidado decirle, y eso que la veo varias veces...

 

De repente, Kiki se empezó a marear.

 

- Te encuentras bien?- Preguntó Preocupado Li, sosteniendo a la niña antes de que cayera.

 

- Sí...  Parece que fue sólo un mareo...

 

- Si quieres, nos podemos regresar...

 

Kiki se reincorporó y decidió cambiar el tema.

 

- Oye, te puedo preguntar algo?

 

- Sí... lo que sea..

 

- Me podrías decir si tú y Tomoyo son muy amigos?

 

Shaoran se extrañó por esa pregunta.

 

- Por qué esa pregunta?

 

- Es que te ha de tener mucha confianza a  ti para invitarte a su propio hogar..

 

- Sí, nos conocemos desde hace tiempo. Hemos pasado por tantas cosas que obtuvimos mucha confianza entre nosotros.

 

- Sabes? Lo que no entiendo de ti es que me tengas la misma confianza hacia mí, si nos conocemos de días... Por qué?

 

Azoran se sonrojó ante esa pregunta. Ni él mismo lo sabe. Sólo se dio...

 

- No lo sé, pero siento que tú eres una persona muy especial...

 

kiki sonrió.

 

- Tú también eres muy especial, Li...

.............................................................................................................................................................................................

 

- Li se fue a patinar con Kiki?- Preguntó Tomoyo, meriendando junto a Eriol en el comedor.

 

- Sí.

 

- Es extraño que él tenga el mismo tiempo con Sakura y Taijiri, no lo crees?

 

Hiragizawa meditó por unos segundos. Después dijo:

 

- Me da toda la espina que li siente algo más que profunda amistad por esa niña...

 

- Tú lo crees?- Preguntó Tomoyo, sorprendida.

 

- Lo interesante del tema es que siento que ya había visto a esa niña.

 

- Ya que tocas ese punto, ayer Sakura me dijo lo mismo. Dijo que sentía que la conocía, e inclusive la vio en un sueño..

 

- En verdad?

 

- Sí.- Afirmó Tomoyo- es raro, verdad?

 

Eriol piensa que esto no puede ser una simple coincidencia. Esto tiene que ve con algo, pero qué?

..............................................................................................................................................................................................

 

- Qué bonito lugar!!!- Exclamó feliz Kiki, al ver el centro de patinaje de Tomoeda. En verdad, era un lugar muy bonito. Tal vez el único problema es que estaba solo, o a lo mejor, era todo lo contrario...

 

- Nunca has venido aquí?- Preguntó Li, sentándose en una banda y poniéndose los patines. A un lado estaba Kiki, haciendo lo mismo.

 

- Me han contado mucho sobre este lugar, pero nunca lo he visitado. Es bonito que esté al aire libre, no lo crees?

 

- Sí..

 

Al empezar a patinar, Kiki se sorprendió de la enorme habilidad de Li para hacerlo.

 

- Vaya, siempre he pensado que yo era la mejor en esto..

 

- A qué te refieres?

 

- A que patinas mejor que yo..

 

Shaoran se sonrojó ante ese comentario.

 

- Tú... tampoco lo haces mal..

 

Kiki sonrió, divertida.

 

Después de un par de horas, Kiki y Shaoran ya habían practicado todo lo que tenían que hacer para el acto de dentro de diez días. Ya lo que quedaba de luz lo usarían para divertirse.

 

- Eres muy rápido para aprender este tipo de cosas, Li...- Dijo la niña, mientras rodeaba al niño.

 

- Digo lo mismo..- Contestó el chino, muy sonrojado.

 

Kiki de nuevo se empezó a marear y Li alcanzó a atraparla antes de que cayera y se lastimara, dejando sus rostros a una distancia muy comprometedora... Algo que enfureció a alguien que se encontraba vigilando a la niña... Era Darmani.

 

- Te encuentras.. bien?- Preguntó Li, olvidándose de su timidez  cuando vio el rostro pálido de su amiga.

 

- Estoy... bien..- Contestó, empezado a cambiar su cara pálida a una con rubor.

 

Darmani ya no aguantaba más.

 

- Pero qué...?!!- Exclamó el niño. Había sentido la oscura presencia del ángel.

 

- Qué te sucede, Li?- Preguntó la niña, disimulando, ya que había sentido la misma presencia que había sentido su amigo.

 

El piso en el que estaban parados los niños empezó a subir, dejándolos a una altura considerablemente alta.

 

- Li!!!!- gritó Kiki. Después se desmayó. Li la detuvo antes de que cayera al piso, ya que el “pilar” (tengo que decirlo de alguna manera) no dejaba de tambalearse de un lado a otro.

 

- Niño insolente...

 

Darmani apareció como por arte de magia, volando de enfrente del joven chino.

 

- Qué diablos quieres?!!- Gritó el niño, furioso.

 

Darmani no respondió: Estaba furioso. Y lo único malo es que no sabía porqué.

Sacó de su mano izquierda una esfera de energía y la lanzó hacia el “pilar” donde estaban Li y una desmayada Kiki. El proyectil dio abajo, desbalancando aún más la tierra levantada y tirándola al suelo, Li, cargando a su amiga, saltó del “ pilar”, antes de que cayera junto a ella.

 

- “Dios del viento, ven!!!”

 

Una almohada de viento amortiguó la caída de los niños y los puso a salvo.

 

- Kiki, te encuentras bien?!- Preguntó el niño, asustado porque su amiga no respondía.

 

Volteó al lugar donde estaba el Angel Negro, y vio que no estaba... Había escapado.

 

“ Maldito seas...”

..............................................................................................................................................................................................

 

- Hija!!!- Gritó la mamá de Kiki, Ann, al ver a su hija en los brazos de Li. El niño había llevado a su amiga a su casa.

 

- No se preocupe... Sólo está desmayada..- Dijo el niño, mientras ponía a la niña sobre un sofá de la casa.

 

- Ese es el problema!!!

 

Shaoran no entendió eso último, pero se olvidó de eso al ver que su amiga despertaba.

 

- Me duele la cabeza... Mamá? Shaoran?- Dijo, al despertar. El niño se sonrojó. Kiki se dio cuenta de lo que hizo y también se sonrojó.

 

-Kiki!! Qué bueno que estás bien!!!- Exclamó su mamá, abrazando a su hija y derramando lágrimas de felicidad.

 

- Bueno.. Me tengo que ir..

 

- gracias, niño!!Gracias por ayudar a mi hija!!!- Agradeció Ann,  que no paraba de llorar. Li estaba confundido:  la mamá de Kiki se preocupó mucho por ella... Demasiado.

..............................................................................................................................................................................................

 

- Hija, a donde vas?- Preguntó angustiada Ann, al ver a su hija fuera de la cama.

 

- Voy a tomarme un baño... No me va a pasar nada, mamá..

 

- yo te puedo cuidar, hija..

 

- No, mamá.. En serio, no me va a pasar nada...

 

Su mamá por fin aceptó, dudosa. Kiki abrió la puerta del baño, entró y abrió la llave de la tina. Mientras veía como la tina lentamente se llenaba, pensaba sonrojada en el “incidente” aquí en la casa:

 

“ Llamé por su nombre a Li... No quiero esto, pero es inminente que todo eso se vuelva a repetir....”

 

Kiki tocó el agua; Estaba perfecta. Sacó un jabón de una puertita y le echó un poco al agua: Tenía muchos deseos de un baño de burbujas.

 

“ Pobre Li... Creo que está confundido... Creo, lamentablemente, que voy a tener que ayudarlo a que no sea tan tímido con Sakura...”

 

Se empezó a desvestir y, cuando acabó, se metió en la tina. Sintió una sensación placentera.

 

- Te gusta el baño de espuma, verdad?

 

Kiki se asustó. Darmani se encontraba a su lado, recargado en la pared de azulejos.

 

- Cómo te atreves a entrar aquí?!!- Preguntó la niña, hundiéndose en el agua.

 

- A mí me importa un cómino si estás desnuda o no... Tal ves sea un alma perdida, pero no sony un pervertido..

 

- Si vienes aquí, supongo que es para preguntarme algo, o me equivoco?

 

Darmani río un poco.

 

- Te gusta el maldito mocoso, verdad?- Preguntó.

 

La niña sonrió. Le divertían este tipo de cosas.

 

- Tuviste celos..?

 

- Celos de un idiota?! Por supuesto que no!! Además, tú no significas nada para mí...

 

- Se podría decir que estás aprovechando todo esto para sacarme todo el jugo posible..

 

- Eres una mocosa muy inteligente..

 

- Tú, para ser un alma perdida, no eres tan malo..

 

Darmani dio un leve gruñido. Vio a su “camarada”, y observó por unos momentos la herida en la nariz que le hizo.

 

“Es una pérdida de tiempo charlar con ella..”

 

Después de eso, desapareció.

 

Kiki sonrió picaramente.

 

“ se ve que no eras tan malo.. lástima que no tengo tiempo para saber quién te controló...”

..............................................................................................................................................................................................

Fin del capitulo seis

..............................................................................................................................................................................................