Clow

[Nota.- Todas las frases o palabras rodeadas de < > están dichas en español]

CAPITULO 1.- Clow

Preparatoria Tomoeda:

La aventura de las cartas Sakura ha llegado a su fin, todas, las cincuenta y dos cartas ahora obedecen plenamente a su amo, o mejor dicho, ama.

Sakura Kinomoto es la chica elegida por el primer guardián, Keroberos, para capturar las cartas que creo el gran Clow Reed, después de completar, satisfactoriamente su empresa, fue juzgada por el segundo guardián, Yue, a quien derroto y se convirtió en la dueña de el, de Keroberos y de las cartas.

Todo parecía bien, hasta que la reencarnación de Clow, Eriol Hirakisawa, le hiciera pasar un muy mal rato para poder, así, salvar a las cartas de una muerte segura.

Ahora, todo se encuentra tranquilo, Syaoran le declaró su amor a Sakura y esta le retribuyó, Tomoyo decidió seguir jugando banca por el amor de Sakura, Eriol intenta conquistar, aunque sin mucho éxito a Tomoyo y la rivalidad entre los guardianes de Sakura y Eriol continua.

El primer semestre esta por empezar, y Sakura despierta emocionada:

(Kero).- ¡Sakura, Sakura!

La chica despertó, la suave tela del camisón dejaba entrever sus, ya desarrolladas formas femeninas; se había dejado crecer el cabello hasta un poco debajo del hombro, aunque seguía arreglándolo igual; dos mechones a los costados de su hermoso rostro de ojos verdes, solo que ahora amarraba su cabello trasero con una liga color verde.

(Sakura).- ¡Ahum!, buenos días Kero

Levanto en el aire su mano y las cartas acudieron a rodearla, con el paso de los años, la magia se ha convertido en un estilo de vida; nunca lo usa en exceso.

La preparatoria era genial, no se les obligaba usar uniforme desde hacia tres años, aunque las clases comenzaban una hora antes.

Se puso una falda azul claro, al igual que su blusa, se maquillo ligeramente y bajó a desayunar:
(Sakura)- Buenos días papá

(Fujitaka).- Buenos días Sakura, ¿Dormiste bien?

(Sakura).-  Bien papá, gracias; ¿Touya no ha llamado aun?

(Fujitaka).- No, pero debes comprender, son las siete de la mañana, debe de estar en la escuela

(Sakura).- Tienes razón

Touya se había mudado a vivir con su verdadero amor, Yukito, quien en realidad era el guardián de la luna Yue; Touya lo supo por unos días, al igual que Fujitaka; pero, después de una reunión que tuvieron Eriol, y Sakura, se decidió que solo Tomoyo supiera sobre la magia de Sakura, además de Syaoran; por lo que Fujitaka y Touya sacrificaron esos recuerdos.

 

Fue la primera en llegar a la escuela, todo era diferente, se sentía mas cómoda al usar su propia ropa, el salón era mas grande, su magia era ahora mas poderosa que la de Eriol y... tenia el amor de un buen chico.

Un minuto después llego alguien a quien nunca había visto; cabello negro ondulado, muy ondulado; ojos café oscuro, piel morena, de mas o menos 1.75m de altura y cuerpo claramente trabajado en gimnasio, vestía un pantalón caqui, zapatos negros, playera negra, y un anillo con un águila, hecho en plata.

Sakura saludo, mas por instinto que por educación, ya que el chico la miro fijamente y por un segundo, sintió que lo concia:

(Sakura).- Buenos..., buenos días

(Ángel).- Buenos días <señorita>

(Sakura).- ¿<Señorita>?, es una palabra extraña

(Ángel).- Lo siento, significa Señorita, en español

(Sakura).- ¿Hablas español?

(Ángel).- ¿no te parece que es una forma un poco descortés de romper el hielo?, hablando de idiomas, sin saber siquiera tu nombre

(Sakura).- Cierto, lo siento, mi nombre es Sakura Kinomoto

(Ángel).- Ángel Soria, Mucho gusto; ahora, me parece apropiado seguir con nuestra platica inicial

(Sakura).- Tienes toda la razón

(Ángel).- Vengo de México, por eso mi idioma

(Sakura).- ¿En verdad?, que interesante

Tomoyo y Eriol llegaron juntos; después de su regreso a Japón, se ha ofrecido a acompañar a Tomoyo todos los días a clases, ya que su nuevo domicilio esta cerca de ahí.

(Tomoyo).- Sakura, buenos días

(Sakura).- Buenos días Tomoyo, Hola Eriol

(Eriol).- Hola Sakura

Los chicos miraron al nuevo joven, quien se deleitaba mirando por la ventana hacia el parque, sin quitar la mirada de la ventana, saludó:

(Ángel).- Buenos días, joven Eriol y Tomoyo

Los aludidos se quedaron mirándolo un momento, al cabo del cual, Ángel les miro, sonriendo:

(Ángel).- Acabo de oír sus nombres

(Tomoyo).- Cierto, buenos días

Ángel extendió la mano para saludarla, dejando que su anillo brillara a la luz del sol.

(Ángel).- Mi nombre es Ángel, mucho gusto

Luego dirigió la mirada hacia Eriol, quien se sintió mareado al contacto con la mirada del nuevo.

(Ángel).- Mucho gusto

(Eriol).- Igualmente

Syaoran fue el ultimo en llegar, se había dejado crecer la barba en forma de candado, su cabello era mas corto y ahora usaba unas gafas delgadas; se ha convertido, con el paso del tiempo, en un chico atractivo y mas sociable:

(Syaoran).- Hola chicos

Se acerco a Sakura y la tomo por la cintura, esta le abrazó por el cuello

(Syaoran).- Hola vida

(Sakura).- ¿Como estas amor?

Se besaron tiernamente:

(Syaoran).- Ahora estoy bien

Al separarse, Syaoran se dio cuenta de que había alguien mas, quien seguía mirando el paisaje.

(Syaoran).- Buen día

(Ángel).- Buenos días, joven...

(Syaoran).- Li, Li Syaoran

(Ángel).- Syaoran, cierto; mucho gusto

Todos los demás llegaron un poco después; las clases sucedieron con normalidad, y la novedad era tener a un chico americano estudiando con ellos; Eriol lo miraba con un poco de recelo, ya que Tomoyo le miraba mucho tiempo, no embelesada, sino interesada; aunque Eriol sabía que no podía interesarse por ningún hombre, ninguno, ¿cierto?

El receso llegó pronto, y todos se dirigieron al patio, mientras Syaoran y Eriol jugaban fútbol, Sakura y Tomoyo conversaban sobre sus vacaciones; pero los cuatro estaban pendientes del chico nuevo, quien se encontraba a la fresca sombra de un árbol, cerca de las canchas de fútbol, comiendo dos rebanadas de pizza fría, Eriol, Sakura y Li se comunicaban por medio del pensamiento, mientras Sakura le decía a Tomoyo lo que sucedía y transmitía sus ideas.

(Sakura).- ¿Por qué están tan alerta del chico?

(Eriol).- No lo se, solo se que no debemos confiarnos; ¿recuerdas lo que pasó conmigo?

(Syaoran).- O conmigo

(Sakura).- ¿pero ya se ha acabado todo, hemos tenido tres años de paz

(Eriol).- Al verle a los ojos, me sentí mareado, como aturdido

(Sakura).- debo admitir que yo también me sentí extraña

(Tomoyo).- A mi me parece un buen chico

(Sakura).- Es cierto, no percibí peligro

(Syaoran).- Es demasiado reservado

(Sakura).- Tu también lo eras amor

(Syaoran).- ¿y que era lo único que me importaba en ese entonces?

(Sakura).- Esta bien, tendremos cuidado; pero no podemos ser descorteses con el

(Eriol).- Bien, espero que tengas razón

La comunicación cesó, Tomoyo y Sakura siguieron conversando y los chicos siguieron jugando; Ángel dio un mordisco a su pizza y sonrió

(Ángel).- <Son demasiado perspicaces no lo crees Sun Moon>

Un pequeño gatito, similar a Kero, blanco, con pequeñas rayitas negras en forma de relámpagos, un ojo dorado y otro rojo, con pequeñas alitas negras se acerco.

(Sun Moon).- <Cierto amo, ¿cree que la Card Captor y el antiguo Clow sepan quien es usted?>

(Ángel).- <No lo creo, ¿gustas un poco de pizza?>

Ángel arranco un pedazo y se lo obsequio a su mascota:

(Sun Moon).- <Gracias amo, ¿puedo sugerirle algo?>

(Ángel).- <Claro, adelante>

(Sun Moon).- <Debería de socializar con ellos, puede hacerlo, por lo menos con las chicas, ya que los jóvenes están muy alerta>

(Ángel).- <Creo que me puedo encargar de eso; espera en la casa, las clases terminaran pronto.>

(Sun Moon).- <Claro amo>

El pequeño gatito termino su pizza y se fue volando, sin que nadie lo notara.

El día siguiente fue un día lluvioso, aun cuando la noche anterior también era cálida, el día se nublo, comenzó a soplar un viento frió y una fuerte lluvia azotaba afuera.

Sakura despertó al fin, sus ventanas estaban empañadas por la diferencia de temperaturas; se levantó y se visito con unos “jeans”, tomó una playera rosa y su chaqueta negra; bajo para el desayuno, con la misma rutina de siempre.

Se dirigió a la preparatoria, en el camino se encontró con el nuevo, quien la saludo mas efusivamente.

(Ángel).- Buen día Sakura

(Sakura).- Buen día

(Ángel).- Disculpa si ayer no fui muy... expresivo, me estoy adaptando apenas

Sakura levanto las manos en señal de paz

(Sakura).- No, no tienes por que disculparte; Syaoran también era muy callado, y míralo ahora; a propósito, ¿qué haces por aquí?

(Ángel).- Bueno, lo que pasa es que vivo ahí

Ángel señalo una hermosa casa, del tamaño de la de Sakura, pintada en su totalidad de blanco

(Sakura).- Vaya, ¡que casa mas bonita!

(Ángel).- Gracias; es muy agradable hablar contigo; tal vez podría conocerte mejor, a ti y a tus amigos en el receso

(Sakura).- Claro, me encantaría

Llegaron juntos a la escuela, la cual se encontraba vacía; un ligero aire soplaba, arrojando un poco de polvo hacia los chicos; ambos se cubrieron de eso, al quitar sus brazos de enfrente, Sakura observó algo que haría que se metiera en un problema mayor que con las cartas Sakura.

Delante de ellos estaba un hombre, o lo que parecía un hombre; ya que de la cintura para arriba tenia cuerpo de hombre, pero tenia piernas de Tigre, todo su cuerpo era blanco como la nieve y era atravesado por rayas en forma de relámpagos negros; era calvo, con orejas y  dientes de tigre, con una gran armadura dorada y rojo, con una luna y un sol en el centro;  tenia un ojo dorado y otro rojo, y sus enormes alas, negras como la noche, le cubrían, como si de una magnifica capa se tratase.

(Sun Moon).- Buenos Días, Cazadora de Cartas

Su voz era una combinación entre la furia del sol y la tranquilidad de la luna llena; su cola agitaba, mostrando un enorme aguijón, como el de los escorpiones.

(Sakura).- ¿Quién,... quien eres tu?

(Sun Moon).- ¿No te gustaría dormir a tu amiguito?, creo que podremos conversar mejor

El hombre-bestia levanto una mano por el aire, y de sus garras salo un polvo azul, finísimo como el polvo de vidrio, sopló hacia Ángel, y este cayo en un profundo sueño

(Sun Moon).- ¿Cómo has estado este tiempo?, tu magia se ha incrementado, espero

(Sakura).- ¿Quién eres tu?, dímelo rápido

Su voz sonaba mas segura, el tigre lo noto, sonrió, mostrando aun mas sus grandes colmillos y dijo:

(Sun Moon).- Huelo poder, pero no es como yo lo esperaba; ¿con tu nivel de magia crees que puedes vencerme?

Sakura alzó la lave de estrellas en el aire y pronuncio las palabras, tan familiares para nosotros:

(Sakura).- ¡Llave que guardas los poderes de mi estrella, muestra tu verdadera forma ante Sakura, quien acepto esta misión contigo; LIBERATE!

La llave se convirtió en un gran báculo, con una estrella en un extremo; al hacer esto, las cartas le flanquearon, haciendo una barrera rosada entre Sakura y el tigre.

(Sun Moon).- Veo que tienes mucho poder; ¿Pero, será suficiente?

Sun Moon levanto de nuevo su mano, y de el se desprendió una pequeña esfera de luz dorada, la cual comenzó a lanzar pequeños rayos de engría contra la Card Captor

(Sakura).- ¡Escudo!

La carta actuó enseguida, cubriendo a su dueña, y protegiéndola contra Sun Moon

(Sun Moon).- Muy interesante, pero no es suficiente

El hombre tigre levantó sus manos por los aires, las nubes comenzaron a amontonarse en los cielos y comenzó a llover; el escudo no protegía a Sakura por arriba

El Tigre sonrió, brillaron sus ojos y comenzó a llover fuego, lo cual asustó a Sakura, quien, en un acto desesperado, desvió el escudo hacia arriba para protegerse.

Al volver la mirada, vio como, en cuestión de segundos, Sun Moon corría hacia ella y le propinaba tremendo golpe en las costillas lo que la sofocó.

El tigre sonreía mientras se acercaba a la cazadora de cartas; la aferró fuertemente por el cabello y dijo.

(Sun Moon).- Si no eres capaz de derrotarme, ¿Cómo derrotaras al terror mas profundo de tu corazón?

Sakura, aunque desconcertada por el dolor, pudo almacenar esas palabras en su memoria; sintió como el hombre-bestia la llevaba suavemente e brazos y la depositaba junto a Ángel:

(Sun Moon).- Dile a tus guardianes que te preparen, ya que peores cosas se aproximan, y las cartas serán demasiado débiles como para detenerlas.

Sus enormes alas se desplegaron majestuosamente y se retiró volando; pasaron mas de treinta minutos para que Sakura recobrará el conocimiento, miró a Ángel, pero...

Ángel se encontraba ensangrentado en el piso; un pequeño canalillo de sangre la dirigió hacia Syaoran, quien también estaba muerto, y de quien también se desprendía un canal de sangre; todos su amigos y conocidos, relacionados con magia estaban muertos, y su sangre los unía, haciendo que apareciera, dibujada en el suelo, debido al derramamiento del liquido vital mas importante, la insignia de Clow.

La angustia se dibujo en la cara de Sakura, no daba crédito a lo que veía, y justo cuando sintió una cálida mano en su hombro... sonó el despertador.

Sakura despertó alarmada, su corazón latía rápidamente, y, tal vez no se dio cuenta del gritó que dejo escapar de aquella hermosa boca carmín.

Estaba empapada de sudor, sus ojos lloraban y su cuerpo temblaba; se llevó una mano a la cabeza, y sintió un cuerpo delgado, pequeño y de un material similar al cartón que estaba pegado a su mano; era la carta del Ensueño.

 

En la preparatoria, la cara de Sakura no cambió mucho, lo que preocupo a sus amigos; en la mañana, Kero se ofreció a acompañarla; y aunque Sakura estaba renuente a que eso sucediera; no pudo evitar que el pequeño león aládo se escabullera a su mochila.

El recreo llegó; Sakura, Eriol, Syaoran y Tomoyo se dirigieron al jardín mas oculto, en donde siempre podían charlar de magia.

(Syaoran).- ¿Estas segura de que fue un sueño de la carta?

(Sakura).- No, pero me parece muy sospechoso que la carta hubiera aparecido en mi mano al despertar

(Tomoyo).- ¿qué mas viste?

Sakura hizo memoria, estaban todos muertos, pero... sobraba alguien; alguien que no poseía poderes mágicos

(Syaoran).- Ángel

(Eriol).- ¿Por qué lo soñaste?

(Sakura).- Por lo que dijo en el sueño, el vive cerca de mi casa; y me lo encontré en el camino

(Tomoyo).- Entonces..., ¿todos los que te conozcamos seremos asesinados por el monstruo?

(Sakura).- No, el era el único que no sabe de magia; pero estaban Spinel, Ruby Moon, Eriol, Syaoran, Kero, Yue, Touya, Mi papá, y tu también.

En lo mas alto del edificio contiguo al jardín, se encontraba Ángel, sonriendo un poco; y en su hombro se encontraba Sun Moon

(Sun Moon).- ¿qué hará ahora, amo?

(Ángel).- Creo que es... momento de que Minotauro despierte; además, sería bueno que tu aparecieras ahí, solo para que la cazadora sepa que existes

(Sun Moon).- ¿Y así infundirle miedo?

(Ángel).- Y respeto hacia Clow

 

El viernes llego muy rápido, para regocijo de los jóvenes, quienes se olvidarían por dos días de los agotadores quehaceres de la escuela

Los tres hechiceros se encontraban juntos, Sakura había olvidado casi por completo el sueño, todo estaba a pedir de boca, cuando:

(Sakura, Eriol, Syaoran).- ¡¡¡Tienes una cita!!!

(Tomoyo).- Si, algo así

(Eriol).- ¿Con quien?

Eriol, desde hacía un tiempo, intentaba algo mas que solo amistad con la chica Daidouji, pero, nunca obtuvo cooperación por parte de ella

(Tomoyo).- Ángel, el chico nuevo. Hemos platicado esta semana, y... me invitó a salir; nos veremos al terminar las clases

Eriol estaba molesto, pero no lo dio a notar; pero, sus pensamientos eran un libro abierto para Ángel.

(Ángel).- <Eriol esta muy molesto, Sun Moon, eso pondrá en peligro a la cazadora>

(Sun Moon).- <Cierto, ¿quiere que les ayude?>

(Ángel).- <¿Y estropear mis planes?, no, veremos si esta a la altura>

(Sun Moon).- <Perfecto>

Mientras el gatito desaparecía, Ángel se levantó, llevó su mano derecha a su espalda y apareció una rosa, la cual se la entregó a Tomoyo

(Ángel).- Gracias por aceptar, espero nos divirtamos mucho

Tomoyo la tomo, sonreía como hacía mucho no sucedía:

(Tomoyo).- Es hermosa, muchas gracias

Se acerco y le besó la mejilla, Ángel sonrió, hizo un ademán de despedida para todos y siguió su camino sin mirar hacia atrás.

Con el paso del tiempo, la tierna muchachita se había convertido en una hermosa mujer, de figura no despreciable, y unos enormes y bellos ojos oscuros. Su cabellera, en esos momentos, amarrada en una radiante y gruesa trenza, había crecido hasta un poco mas debajo de su espalda. Era una chica que arrancaba las miradas de cuantos hombres y mujeres quisiera, salvo de la que le interesaba. Pero este chico tenia algo..., algo que le agradaba.

Las clases terminaron, y Ángel esperaba a Tomoyo en la entrada, jugueteaba con una moneda, cuando, en el aire, Tomoyo la atrapó

(Tomoyo).- ¿Nos vamos?

(Ángel).- Por supuesto, espero te guste la comida mexicana

(Tomoyo).- ¿Tu la cocinarás?

(Ángel).- Oye, soy mexicano, debo de poder hacer algo así

Se sorprendieron riendo juntos, Miguel le ofreció su brazo, pero Tomoyo tomo su mano y se retiraron, esto irrito un poco a Eriol, pero no lo dio a notar.

(Syaoran).- ¿Nos vamos?

(Sakura).- Claro

pero en ese momento, una gran energía se dejó sentir para los tres

(Eriol).- ¡Sakura!, ¡Li!

(Syaoran).- ¿Lo sentiste también?

(Eriol).- Si, es similar a...

(Sakura).- Tu energía

(Eriol).- No, esta energía es pura de Clow

La escuela desapareció, como si la carta oscuridad los cubriera; Eriol levantó su mano y apareció su gran báculo, Syaoran tomo su amuleto  su espada apareció y, por ultimo, Sakura, con las palabras mágicas que desatan todo el poder de la llave mágica, hizo que esta se transformase en un báculo.

(Sakura).- ¿Qué sucede?

(Sun Moon).- No mucho cazadora

Sakura se llenó de error al verlo, era el mismo que el que apareció en sus sueños, comenzó a temblar y dejó caer el báculo.

Sun Moon se acerco y tomo el báculo con sus enormes manos y se lo entregó a Sakura, Syaoran y Eriol intentaron atacarlo, pero este abrió de par en par sus majestuosas alas negras, las cuales alejaron a los enemigos

(Sun Moon).- Se que has estado soñando conmigo, cazadora; pero todavía no es tu hora

dichas estas palabras, Sakura se tranquilizó, tomó el báculo y, con la sola energía que la bella dueña de las cartas poseía, lanzó lejos a Sun Moon, quien se intentó sostener son sus patas traseras.

(Sun Moon).- Eso fue..., tal vez te subestimé, ¡Minotauro!

De lo que parecía ser e suelo, brotó una figura completamente negra, no se distinguían sus rasgos o su cuerpo por enteró; después de unos segundos, comenzó a correr por el un liquido del mismo color, el cual parecía ser lo que lo cubría. Unos enormes cuernos blancos, seguidos de una horrible cara de toro, su enorme cuerpo apenas era sostenido por unas pequeñas piernas con pesuñas; sus enormes brazos le ayudaban a sostenerse.

(Sun Moon).- Te presentó a Minotauro, su fuerza es muy superior a la de la carta Poder, así que... bueno, espero no los haga sufrir mucho

 El mismo liquido que dio a nacer a Minotauro, absorbió a Sun Moon, quien se limito a observarlos hasta que despareció

(Syaoran).- ¡Dios del trueno, Ven!

 Una enorme descarga de electricidad cayó sobre la bestia, la cual no dio señas de haberlo sentido

(Syaoran).- Esto no es posible, se supone que he incrementado mi magia

(Eriol).- Déjame a mi: ¡Fuego!

Una enorme y poderosa masa de fuego fue directamente contra el toro, el cual la recibió con la cabeza, lanzándola hacia... alguna parte.

El monstruo se molestó, y, lanzando una mirada asesina, se lanzó al ataque de los tres en una tremenda envestida

(Sakura).- ¡Escudo!

La barrera del escudo apareció a tres metros de ellos, pero, al llegar el Minotauro a ella, la despedazó como si fuera vidrio; la carta regresó a Sakura, y, a duras penas pudieron escapar del ataque.

Sakura guardaba la carta, cuando...

(Sakura).- Miren

Eriol y Syaoran miraron la carta, pero esta era..., diferente; era roja con dorado, y la figura era de color blanco y marrón con letras doradas, y el sello, era el sello...

(Eriol).- es el sello de Clow

Los cuernos del toro, en una nueva envestida atravesó en un costado a Eriol.

(Syaoran).- ¡Hirakisawa! ¡Ráfaga de viento, ven!

El poder mágico de Syaoran suavemente retiró a Eriol del enorme cuerno de la bestia

(Sakura).- Syaoran, cuida a Eriol. ¡Espada!

Sakura se dirigió contra el Minotauro, intentando estocarlo; pero, al contacto de su piel, la espada se rompió, dejando de nuevo a la carta convertida en una carta de Clow

(Eriol).- Sa... Sakura, usa…

(Syaoran).- Calma, en un momento te curaré

(Eriol).- Dile... que use...las car... cartas de Clow

Syaoran comprendió el mensaje, se levantó y gritó:

(Syaoran).- ¡Sakura, usa las cartas de Clow!...

El Minotauro abrió la boca y una enorme bola de fuego impactó contra Syaoran, dejándolo mal herido

(Sakura).- ¡Syaoran!

Las lagrimas comenzaron a inundar su rostro, el cual denotaba que Sakura había pasado del miedo... a la ira; en sus ojos ardía un fuego que no es común ver en una persona tranquila.

(Sakura).- ¡Espada!

Una enorme espada rojo y dorado apareció en las manos de Sakura; el peso era inmenso, pero, sacando fuerzas de flaqueza empuño el arma y lo enterró en el corazón del monstruo.

Las mismas aguas que lo dieron a la vida, son las mismas que lo arrebataron de ella.

De pronto, la oscuridad pasó, Eriol y Syaoran se encontraban en el piso sin las heridas que la bestia les ocasionó, no había señales de nadie, salvo de una persona:

(Sun Moon).- Impresionante, no cualquiera puede ganarle al Minotauro

Sakura aun tenía la mirada de ira, su poder no se había tranquilizado, y de sus manos escapaba humo y fuego.

(Sun Moon).- Oh, pero cazadora, no tienes por que enojarte tanto, que tal si solo lo dejas ir

Sakura, al oír estas palabras soltó el báculo, el cual se convirtió en llave y, mágicamente se colocó en el cuello de Sakura, esta calló poco después al suelo, como desmayada.

(Sun Moon).- Les recomiendo que la lleven a si casa a dormir, y hagan lo mismo ustedes, lo necesitan.

El Tigre desapareció, Syaoran tomo en brazos a Sakura y la llevó a su casa, la depositaron en la cama y se retiraron a sus casas sin mencionar palabra.

 

 


"Clow" es propiedad de Blood_Lover, presentado por Yersi F

~* Yersi-Nirvana*~