Título: Mi príncipe especial


Autor: chibineko


Nota1: Los personajes de esta historia pertenecientes a la serie "Card Captor Sakura" pertenecen al grupo CLAMP y Kodokawa Shoten.


Capítulo II: ¿Sabías que era un libro?


Adrastea seguía en su camino apurado hacia al parecer un destino que ella conocía bastante bien; al contrario de Sakura, quien se encontraba completamente perdida y no tenía más opción que seguir a la huraña gatita. Las horas pasaban y el sol comenzaba a descender, al tiempo que su estómago comenzaba a pedir algo de comer... de verdad que tenía hambre, ¿cuánto llevaba sin comer?, quizás unas cinco horas o más, y la hora del almuerzo definitivamente ya había pasado hacía mucho tiempo, así que teniendo en cuenta que era un caso de necesidad extrema se decidió a preguntarle a Adrastea si ella sabía de algo que pudiesen comer en ese lugar.


"Emmm, disculpa Adrastea, pero, por si acaso, ¿No hay nada que podamos comer por aquí?"


Adrastea ni siquiera se limitó a mirar a la pequeña niña que le acompañaba, solo se limitó a responder sin siquiera parar su marcha que si no fuera por su interrupción hubiese llegado a la mesa del banquete a tiempo, que todo era la culpa de ella por aparecerse de esa manera, y tras estas raras y nada amigables palabras la gatita dio por terminada la conversación y a Sakura no le quedo más remedio que seguir a Adrastea mientras que su estómago le incriminaba el hecho de no haber comido lo suficiente durante la mañana.


La noche se presentaba bastante fría, y Sakura agradecía el hecho de tener por lo menos el abrigo del colegio, pues de lo contrario estaba segura que se hubiese muerto de frío. Habían pasado ya varias horas desde que le preguntara a Adrastea por la comida y Sakura calculaba ya casi media noche... "Todos deben de estar muy preocupados por mi ahora; ¿que haré?"- se pregunta con tristeza mientras que se frota las manos una contra otra para provocarse un poco de calor a si misma. En ese momento notó que su pequeña guía esta justo delante de ella, sentada y mirándola con un gesto algo fastidiado, que por alguna razón le recordó de pronto a Yue, a la vez que cuando llegó la pequeña Sakura se paró de nuevo y dijo sin muchas ganas...


"Ya no podremos continuar más por esta noche, con suerte llegamos a uno de los refugios, aquí podremos dormir sin que nada suceda hasta mañana. Acomódate como puedas"- y tras estas, nuevamente, breves palabras, la pequeña gatita se acurrucó en un rincón solitario y se dispuso a dormir casi de inmediato ante la interrogante mirada de Sakura, quien obviamente no obtendría más respuestas, por no decir que ninguna hasta ese momento.


********************


Era el tercer día que Sakura llevaba en ese extraño lugar, y hasta ese momento no había obtenido casi ninguna respuesta acerca de lo que estaba sucediendo, puesto que Adrastea solo le hablaba para apurarla en su paso, indicarle donde pasar la noche, o decirle que frutos eran los que podía comer y cuales no, ya que era eso de lo que se había alimentado exclusivamente, de pequeños frutos morados que ni siquiera sabía lo que eran, y que no sabían muy bien que digamos... como extrañaba la comida de su papá... T_T..., y fue en ese momento que vio a lo lejos el final del desierto por el cual habían estado caminando y el inicio de un extraño bosque de árboles de hojas color celeste pastel y flores rojas y naranjas que más daban la impresión de ser pequeñas llamas de fuego perdidas en las copas de esos árboles; también vio para su completa impresión un lago de aguas verdes que estaba entre los límites de uno y otro ambiente, pero que solo parecía alimentar al bosque, aunque lo más resaltante acerca de este era que también parecía alimentar a una cascada, que caía al revés, teniendo como destino final una gran nube plateada en el cielo... todo muy raro en verdad.


Sakura estaba lista para soltarle una gran sarta de preguntas a la pequeña Adrastea, cuando al dirigir su vista hacia esta pudo observar por primera vez desde que la conoció algo que podría definirse como una ligera sonrisa saliendo de sus felinos labios, así como unas lucesitas de emoción en su mirada; y antes de que pudiese siquiera hacer una pregunta, la pequeña gatita de pronto apuró el paso a la vez que comenzó a gritar por sobre si misma a Sakura...


"¡Apúrate!, ¡ahora si que podremos comer bien si es que nos apuramos un poco!".


Bueno, no hace falta decir que Sakura aún era un mar de dudas y preguntas sin responder; pero ante la perspectiva de una buena comida la niña abandonó de momento todas sus interrogantes y se limitó a seguir a la pequeña felina hacia donde parecía saber muy bien que encontraría una buena comida.... pero ¿cómo?.


Luego de haber andado a un paso apurado durante aproximadamente unos 10 minutos, Sakura pudo sentir el ambiente inundarse con el deliciosos aroma de comida preparada...¡No podía creerlo!... Tras las indicaciones de su guía, ambas se acercaron sigilosamente hacia un claro que se podía ver entre los árboles, a medida que el aroma de la comida se hacía cada vez más fuerte, y a Sakura comenzaba a gruñirle el estómago con violencia. Luego de unos momentos Sakura vio algo que la dejó estupefacta; en medio del claro habían 6 individuos bastante grandes y ataviados con extrañas armaduras al mejor estilo chino; que estaban fastuosamente sentados alrededor de una mesa donde podía verse un gran banquete compuesto de varios extraños platos de comida humeante... ¡en medio de la nada!.


"Manténte con la cabeza gacha hasta que escuches que te grito, entonces saca todo lo que puedas cargar contigo y corre lo más rápido que puedas. Después de todo creo que si podrías serme útil."- dijo la gatita de manera rápida y concisa; y antes de que Sakura pudiese replicar algo de lo que estaba sucediendo, Adrastea desapareció en medio de unos arbustos de hojas negras con extraños bordes azules, y entonces no le quedó más que esperar.


Sakura se mantuvo tal y como le dijo Adrastea, y luego de unos cinco minutos un gran alboroto se formó en el claro al momento de que una extraña manada de animales parecidos a lagartijas, pero con el tamaño de ovejas grandes, y de colores bastante vivos, pasaron haciendo un gran escándalo; a la vez que los 6 guerreros se levantaron furiosos y se marcharon persiguiendo a estos animales. Unos momentos después Sakura escuchó la vocecita chillona de Adrastea llamándola y acudió de manera rápida hasta la mesa del banquete.


"¡Rápido, saca todo lo que puedas!"- dijo con impaciencia la gatita- "Ellos no tardaran mucho en volver".


Sakura tomó todo lo que pudo y se lo acomodó como mejor pudo entre los brazos, antes de salir corriendo del lugar con Adrastea pisándole los talones. Ambas corrieron un buen trecho antes de detenerse en otro claro ya bastante alejado de donde estaba el banquete de los guerreros; y luego de tomar algo de aire Sakura se percató de que había un pequeño riachuelo de aguas rosadas corriendo justo a un costado de ellas. Adrastea se acomodó plácidamente a un costado del riachuelo al tiempo que dejaba en el suelo una pieza de carne que había llevado consigo a rastras por todo el camino, para poder remojarse un poco las patitas y así refrescarse. Sakura notó lo sucia que estaba la carne de Adrastea debido a la manera en la que habían salido, así que mientras que Adrastea se lavaba un poco ella tomó la pieza de carne para enjuagarla un poco en la corriente cercana a ellas.


"¡Oye!"- protestó Adrastea de manera enérgica y con indicios de lagrimitas en sus ojos- "Eso es mío; no es justo que tu te lo lleves".- dijo Adrastea ya al borde del llanto- "Me costo mucho conseguirlo".


Sakura miró a Adrastea con asombro y un poco de culpa.


"L-lo siento, no pensaba llevármelo ni nada parecido; pero esta demasiado sucio para que lo comas así, por lo que pensé que debería lavarlo un poco antes de que te lo comieras, por que te puedes enfermar de lo contrario. En serio, no voy a hacer nada malo; es más, yo traje mucho conmigo, y estaba pensando en darte una parte a ti... ¿Te gustaría?".


Adrastea miró con incredulidad durante un momento a Sakura, y luego vio la pieza que había traído consigo y se dio cuenta de lo Sakura decía era cierto. Luego desvió la vista hacia todo lo que Sakura había dejado a un lado sobre unas hojas que juntó para que la comida no se ensuciara y tras desviar nuevamente la mirada un poco apenada, y moviendo una patita de forma juguetona sobre la tierra preguntó..."¿En serio me darías lo que yo quisiera?"


Sakura asintió enérgica y alegremente por toda respuesta, con lo que tras un brillito de felicidad en los ojitos rosados de Adrastea, ella vio con ansiedad una de las carnes y le preguntó a Sakura si le podía dar de aquella.


"Claro, come todo lo que quieras"


Y tras estas palabras ambas se pusieron a comer de lo que habían conseguido; pero tras el primer bocado Sakura prácticamente se abalanzó sobre lasa aguas del riachuelo a beber un poco... la comida estaba demasiado sazonada.


"¿Qué te pasa?".


"Es que eso está muy picante... casi me atraganto; creo que lavaré un poco la comida antes de comerla para quitarle el sabor picante... lo malo es que también va a perder el buen sabor T_T"


"¿No te gusta?, ¡Pero si la comida condimentada es lo mejor!. ¡La comida condimentada es lo que más me gusta en tooooodoooo el mundo...EN ESPECIAL SI ES PESCADO!!!!"


Sakura miró a Adrastea con escepticismo, a la vez que una gran gota se dejaba ver en su cabeza...* A Kero le gusta lo dulce, a Spinnel le gusta lo amargo..... y a Adrastea le gusta lo condimentado, en especial el pescado condimentado... ^_^v... sería muy gracioso que los tres se sentaran un día a comer juntos.... pero claro que eso no podía ser, pues si ella estaba perfectamente consciente de algo era de que estaba dentro de ese extraño libro de pasta marrón, y lo más probable era que la gatita fuera solo un personaje más de esa obra*.


Luego de la comida ambas se sentaron una junto a la otra para relajarse un rato antes de continuar con su marcha; aunque era obvio que la pobre Sakura aún no tenía idea de adonde se dirigían, entonces se recordó de una duda que apareció en su mente cuando divisaron el banquete de los guerreros, una pregunta que Sakura quiso hacerle en ese momento a Adrastea, pero que con el movimiento del momento había dejado pasar de largo; pero que acababa de recordar y simplemente se le ocurrió formularle en ese momento a su compañera temporal de viaje.


"Oye Adrastea; ¿Cómo es que supiste donde encontraríamos la comida, y los refugios, y que camino seguir... y todas esas cosas?"


Adrastea se encontraba algo distraída en ese momento, y comenzó a responder casi como por un impulso..."Pues porque es parte de la hist..."- pero en ese momento se dio cuenta de lo que estaba a punto de decir, y se tapó el hociquito con una patita.


Sakura miró a Adrastea con sorpresa; y justo cuando la gatita estaba a punto de decir algo mientras que lucia bastante preocupada, Sakura preguntó con una expresión de total asombro.


"¿Entonces sabes que estamos dentro de un libro?"


Fue entonces ese el turno de que Adrastea se mostrara asombrada, y durante unos segundos pareció estar tratando de digerir la noticia.


"¿Qu- quién eres tú?, no se supone que nadie en el libro sepa que se trata de una historia... ¿quién eres tú?, ¿de donde saliste?"


*********************


"... y entonces fui envuelta por una luz, y lo siguiente que paso fue que tu me gritaste algo y luego estaba sobre el suelo contigo en mi espalda"


Adrastea se quedó tan quieta como lo había estado durante todo el relato que hiciera Sakura acerca de cómo había llegado al interior del libro; no había movido siquiera un músculo desde el momento en que empezó a oír a Sakura. Luego de que Sakura terminó Adrastea siguió quieta en su sitio mirando hacia el vacío; y justo cuando Sakura comenzó a preocuparse por que alguna cosa pudiese haberle sucedido a la gatita, esta dijo con tristeza y seriedad.


"No se suponía que el libro atrapara a nadie más, es un castigo solo para mi"


Sakura se sorprendió sobremanera al escuchar estas palabras.


"¿Castigo?, ¿por qué?"


"Porque a mi ama no le gustó algo que le dije una vez."


Sakura miró preocupada a la gatita al tiempo que preguntaba...


"¿Pero quien sería capaz de castigar a alguien solo por que dijo algo que no le gustó?. Eso si que es cruel. ¿Qué fue lo que pasó?".


Adrastea miró un rato a Sakura y luego dio media vuelta sobre su sitio al tiempo que le decía a la niña que ya se habían retrasado mucho y que era tiempo de continuar con su marcha. Sakura miró con tristeza a Adrastea y la siguió, la conversación se había terminado allí. Luego de ese incidente ambas continuaron caminando hasta que la noche desplegó su manto de estrellas sobre sus cabezas.


Al principio de la noche ambas siguieron caminando en silencio, y Sakura pudo notar que la temperatura entre el día y la noche en el bosque cambiaba de manera menos drástica que en el desierto; y hubiesen seguido caminando de manera apacible durante el resto de la noche si de repente no hubiese estallado una fuerte lluvia seguida de una gran tormenta que comenzó a azotar los árboles sin piedad.


En medio de la tormenta Adrastea guió a Sakura hasta un gran árbol con el tronco hueco; tras lo cual ambas se metieron.


Luego de que ambas se refugiaron, Adrastea comenzó a caminar en círculos dentro del pequeño espacio en el que estaban, cuando de pronto unos rayos negros, seguido de fuertes truenos hicieron que la gatita se tapara la cabeza con sus pequeñas patitas; al tiempo que temblaba sin ningún control.


"Tranquila"- le susurró Sakura a la pequeña para tranquilizarla; pero ante una nueva aparición de esos extraños rayos negros Sakura lanzó un gran grito y tomó a Adrastea entre sus brazos para luego apretarla fuertemente. Luego de dejar de temblar, Sakura levantó la cabeza solo para encontrarse con los ojos interrogantes de Adrastea por su extraña acción, a lo que ella solo atinó a responder: "Lo siento... creo que soy una niña demasiado cobarde para estas cosas ^_^v."- pero tras una nueva aparición de los rayos negros ambas terminaron abrazándose fuertemente, tras lo cual se quedaron así y no dieron señales de querer separase.


Luego de un buen rato de que ninguna de las dos dijera palabra alguna, Sakura pudo oír a Adrastea decir muy bajito... "Si los rayos te tocan sientes primero un gran dolor que te comienza en el estómago y luego va para el resto de tu cuerpo, y luego explotas en mil pedazos, tan pequeñitos que de seguro nadie los podría encontrar aunque los buscaran muy bien."


Sakura miró a la gatita asustada por lo que esta acababa de decir, y con voz temblorosa le pregunto... "¿Y tu como lo sabes?".


"Porque llevo mucho tiempo en este libro; y no importa lo que haga no puedo librarme de él... ni siquiera la muerte puede librarme de él... cada vez que he muerto la historia ha vuelto a comenzar una y otra vez para mi... solo si la termino correctamente hasta el final la maldición se romperá... pero eso nunca sucederá porque no soy lo suficientemente fuerte, y siempre muero antes de terminar el final... solo que cada vez que comienzo la historia puedo recordar todo lo que hice en la historia anterior, y todas las anteriores también... y puedo recordar cada sentimiento, cada alegría y cada dolor... y también la forma en que morí y lo que sentí en ese momento... puedo recordarlo todo".- terminó de decir la gatita con lagrimas saliendo de sus ojos.


Sakura no podía creer lo que Adrastea decía; el tan solo saberlo le producía una enorme pena, y sin poder evitarlo comenzó a llorar por el cruel destino de su pequeña nueva amiga; y al momento que trataba de simular una sonrisa, dijo animando a la gatita..."No te preocupes, ya verás que ahora que estas conmigo las dos vamos a terminar el cuento, y entonces ambas podremos salir de aquí... y sabes que más, una vez que lo hagamos te llevaré conmigo a vivir a mi casa y le pediré a mi papá que prepare deliciosos platillos condimentados para ti, porque él es un muy buen cocinero, y toda la comida que prepara es siempre muy buena; de seguro que lo que más te gustará es su curry, prepara uno muy, muy rico".


"¿Hablas... hablas en serio?"- preguntó Adrastea sin poder creer lo que había oído.


"¡Claro que si!, después de todo yo no dejo nunca que mis amigas estén tristes; y tu y yo somos buenas amigas".


"Amigas..."


Sakura asintió ante lo que Adrastea había murmurado casi como una pregunta para si misma, y parecía que la gatita estaba a punto de decir algo cuando un rayo cayó muy cerca de la entrada del agujero, haciendo que ambas se abrazaran fuerte de nuevo.


"Ya no te asustes, vas a ver que ninguno de esos rayos nos va a alcanzar. ¿Te gustaría que te cante una canción?"


"¿Una canción?"


"Bueno, no soy tan buena como mi amiga Tomoyo, pero hay una canción muy bonita en la radio y que me gusta mucho; y si quieres puedo cantarla para ti, se llama Honey"


Sakura estrechó a Adrastea de manera gentil contra su pecho con un brazo, mientras que con la mano libre le acariciaba de manera delicada el pelaje, y entonces le comenzó a cantar la canción de la mejor manera que pudo.


"Cantas... muy bonito"- murmuró Adrastea al tiempo que empezó a dormirse, y entonces vino a su mente el pensamiento de que esta era la primera vez en mucho tiempo en que alguien la trataba con tanto cariño...no... era la primera vez en toda su existencia, y en cualquiera de sus vidas, que alguien la trataba tan bien; y quiso decírselo a Sakura, pero no pudo puesto que el sueño la venció, y tuvo esa noche los sueños más dulces y tranquilos que jamás hubiese podido imaginarse que soñaría.


*******************


Tiempo presente en Tomoeda.


Yukito se acercó a Touya con un rostro acongojado.


"Touya, lo siento..... solo tenían de manzana, los pasteles de durazno se acabaron"


"Cielos Yuki, eres la única persona que se tomaría el sabor de un pastel tan en serio...¡Solo te dije de durazno por decir un sabor!, el de manzana también esta bien. -_-v"


"¿En serio?... ay!, que bueno... entonces toma, el tuyo es el último que me falta entregar... bueno, y el de Sakura también, pero no la vi en su sección del almacén."


"¿Ese monstruo todavía no ha regresado?, hmmm, eso es preocupante."


"No, yo no dije eso... dije que no la vi, pero creo que si regresó, porque cuando pase por su estante vi que habían mas libros que cuando me fui a comprar... creo que vino un ratito y volvió a salir, tal vez esta haciendo alguna cosa... o buscando alguna información en algún libro."


".............+_+... Dudo mucho que este buscando algo en algún libro... pero si dices que esta arreglando los libros de a pocos supongo que esta bien, después de todo no es su trabajo"


"Bueno, entonces yo regreso a mi estante, pero por si acaso guardale a Sakura lo que le traje, no vaya a ser que me de hambre ^_^v"


"Lo que tu digas Yuki"


Touya miró hacia donde se suponía que estaría su hermana, pero luego de un rato de concentrarse no sintió nada.


*De seguro que ese monstruo esta por allí perdida por la biblioteca... mejor la dejo así y la busco cuando termine, así me libro de problemas... ella es un imán para los problemas*- y tras estos pensamientos y una pequeña sonrisita Touya continuó con su trabajo sin darle mayor importancia al asunto.


Fin del segundo capítulo


Notas de la autora


Bueno, aquí se termina el segundo capítulo; y como dije algo especial está comenzando a nacer entre Sakura y Adrastea. Por otro lado, y como se siguen dando cuenta, nadie se a percatado de la desaparición de Sakura; es más, todo parece ser perfectamente arreglado para que eso siga pasando desapercibido.


En fin, en el siguiente capítulo Eriol comenzará a pensar en ciertos asuntos referentes a sus actuales sentimientos. Mientras que dentro del libro, Adrastea comenzará a develarle a Sakura algunas cosillas interesante acerca de su vida, y acerca del motivo por el cual ella terminó con tamaño castigo encima, lo cual hará que Sakura se sienta realmente mucho, pero mucho más identificada con el asunto... y tiene que ver con más que el hecho de ser su amiga, créanme.


Por otra parte, la canción "Honey" es en realidad el segundo ending de la serie de Card Captor Sakura.


Bueno, ahora si esta escritora felina se despide con un gran bechito felino para todos; hasta el próximo capítulo, y recuerden que cualquier comentario o sugerencia será bien recibido a chibineko_7@hotmail.com.


chibineko =^.~=