“Ahora ella es dueña de las cartas, pero no totalmente. No quiero hacer esto. No quiero molestarla pero, lamentablemente, tengo que hacerlo”.

En Inglaterra todo parece normal. La gente esta haciendo sus actividades diarias pensando que es un día típico y , desafortunadamente, monótono.......

“Kaho ya cumplió su trabajo. Yue juzgó a la niña y cumplió su trabajo. Ahora me toca a mi. Pero ¿Estoy listo?”.

Para un niño en especial este no es cualquier día. Este es el día que nunca deseó que llegara. Sería el momento en que se pondría a prueba el mismo, y a ella........
Estaba sentado en un sillón rojo, viendo en una ventana de su mansión su jardín, esperando a alguien....... A Kaho.
A su lado se encontraba en un sillón un gato negro con alas parecido a un muñeco de felpa. Estaba recostado leyendo un libro.

-Spinnel-Dijo el muchacho a su gato-Tal vez te parezca raro que te pregunte esto pero ¿Sabes para que estas viviendo?

No sé a que te refieres, Eriol- Contestó Spinnel.

-Tengo como objetivo ayudar a la nueva dueña de las cartas Clow pero eso no es para lo que estoy viviendo. ¿Tu lo sabes, Spinnel?

Spinnel pensó un poco y después contestó:

-No lo sé......... Tal vez sea porque no tengo mucho existiendo..

-Ya veo.......Tampoco tu lo sabes........

Eriol se quedó meditando. Pensando en una posible respuesta a su incertidumbre.

“Tal vez Kaho lo sepa. ¿De qué me sirve ser la reencarnación del poderoso mago Clow si no sé el significado de vivir?”

-¿Qué le sucede, amo Eriol?

-Nada........ No me pasa nada

Vil mentira. Eriol no sabe tampoco lo que le pasa. Tal vez sea la presión de lo que pasará en los próximos días. “Tal vez sea eso...”

.............................................................................................................

Poco después un auto llegó a las afueras de la mansión. Una persona salió de ese auto. Era una mujer. Una mujer muy hermosa.
Se dirigió a la puerta de la mansión y tocó el timbre. Una jovencita abrió.

-¡¡Señorita Mizuki, bienvenida!! El amo Eriol lo esta esperando. Pase por favor!

-Muchas gracias Nakuru- Contestó amablemente Kaho.

Al conducirlo con Eriol, Nakuru le preguntó:

-Perdone mi curiosidad, pero... ¿Cumplió su trabajo?

-Si, Lo cumplí- Contestó Kaho con una sonrisa en la cara. Nakuru también sonrió.
Al llegar a la puerta de la recámara de Eriol, Nakuru empezó a tocar.

-Amo Eriol, ya llegó la señorita Mizuki.

-Nakuru, dile que pase- Contestó Eriol, desde la recámara.

-Puede pasar- Dijo Nakuru -¿No desea una taza de té?

-Si, por favor-contestó Kaho.

Nakuru le abrió la puerta a Kaho y ésta entró.

-Spinnel ¿Puedes salir por favor?-Dijo Eriol desde el sillón.

-Si, amo Eriol- Contestó Spinnel y salió del cuarto volando, dejando solos a los dos.

Kaho se sentó en el sofá donde estaba Spinnel.
Un profundo silencio, casi espectral, inundo la habitación. Eriol estaba muy tenso, y Mizuki no se quedaba atrás.

-Ya veo que creaste otro guardián, Eriol.....-Dijo Kaho, tratando de quitar un poco la tensión.

-Se llama Spinnel. Es muy leal....Me sentía muy solo, así que lo creé.

-Ya veo...

Mal comentario. Kaho notó que en realidad su alumno tenía una tensión muy grande.
Decidió ir al grano:

-Cumplí todo lo que me pediste, Eriol.

-¿Usaste el cascabel que te di?

-Si. Lo usé en el Juicio Final. Si no me lo hubieras dado, hubiera ocurrido una tragedia.-Después de un poco de silencio, agregó-Yue juzgó muy bien a los dos.

-Yue...-Susurró Eriol a si mismo. Después dijo- Sakura gano el juicio ¿Verdad?

-Si. Ella fue.

Eriol sonrió. Quería estar seguro de que ella ganara

-Muchas gracias por todo. ¿Cómo podría pagarte todo lo que has hecho por mi?

-Tus padres me ayudaron mucho a mi. Lo menos que podía hacer por ellos era sacarte del internado después de que murieron en el accidente y ayudarte en tu misión.-Eriol se entristeció por recordar la reciente muerte de sus padres.- Lo único que quisiera a cambio sería que me contestaras algunas preguntas para aclarar mis dudas.

Eriol volteó a ver a Kaho. Después de unos segundos de intercambiar miradas, el sonrió y dijo:

-Esta bien. Pregúntame lo que quieras y yo trataré de responderte.

-Bueno. Mi primera pregunta es ¿Por qué si eres el mago Clow, no puedes recuperar tus cartas?

Eriol sonrió. Después se volteó a ver otra vez por la ventana y contestó:

-Yo no soy el mago Clow. Mi nombre es Eriol.- Volteó a ver a Kaho y agregó- Eso contesta tu pregunta ¿No?

Kaho también sonrió y asintió con la cabeza.

-¿Por qué me mandaste a mí y no fuiste tú?

Eriol volvió a ver la ventana y contestó:

-Esto aún no termina. Tengo que ir personalmente a completar todo.

-¿Pero qué es lo que falta?

-Ya te contesté. Todo.

Kaho se confundió.

-No entiendo, ¿Qué quieres decir?

-Voy a ir a Japón. Sakura aún no termina. Necesita cambiar las cartas para hacerlas suyas. Si no lo hace, se convertirán en cartas comunes y corrientes.-Con una sonrisa maliciosa, agregó- Eso sería como perder a mis viejos amigos...

-Tú una vez me contaste que Yue necesita de la energía de su Amo para poder existir. Sakura no tiene el suficiente poder para que Yue se alimente de ella. Además, Sakura va a estar muy ocupada cambiando las cartas, como usted dice. Yue puede desaparecer si no obtiene energía. ¿Verdad?

Eriol sonrió, como si estuviera felicitando a Kaho por su deducción.

- Eso sería un problema para Sakura.

- Qué puedes hacer tú?

La conversación se interrumpió cuando Nakuru abrió la puerta:

- Aquí traigo el té- Dijo Nakuru, alegremente.- Tome, Señorita Mizuki.

Se lo dio a ella y después volteó a mirar a Eliol que se encontraba pensando en su sillón. Después hizo una sonrisa irónica.

-Amo Eriol, Quiere usted también una taza de café?- Preguntó Nakuru, un poco preocupada.

- No, gracias.- Contestó Eriol.- No estoy de humor.

Nakuru quitó su típica sonrisa. Al escuchar esas palabras se exaltó, algo muy raro en ella. Después se volteó a ver a Kaho, que se encontraba con la taza de té sostenida en una mano.

- Muchas gracias por el té. Está delicioso.

Nakuru sonrió.

- Es un placer para mí.

- La verdad, nunca he hecho nada por ti. Podría..?

Nakuru interrumpió. Se le acercó y le dijo tristemente al oído:

- Sólo ayude a Eriol, por favor..

Después salió de la habitación tan feliz y animada como siempre dejando a Kaho consternada.
Eriol sólo sonrió.

“Gracias por preocuparte por mí......”

.............................................................................................................

Pasó unos cuantos minutos, que parecían horas, en esa mansión y el silenció se mantenía. La sonrisa que tenía Eriol antes de que llegara Nakuru se convirtió en una tensa mirada. No podía dejar de pensar en su trabajo. No podía dejar de pensar en Sakura, ..... En las consecuencias posibles.
Kaho sólo veía el sillón rojo en el que se encontraba Eriol, también pensando. Pensando en lo que dijo Nakuru.
Después de minutos, Kaho habló:

- No me has contestado, Eriol. Qué podrías hacer tú por Yue?

Eriol pensó por un breve momento sobre esa pregunta. Después se dijo a si mismo:

-Tal vez........ Tal vez si pueda ayudarlo...

- Le vas a entregar tus poderes?

- También tengo esa opción, pero tengo una mejor y sin consecuencias..

Mizuki se preocupó ante esa respuesta de Eriol. Sabía cual era la segunda opción.

- Se que esa persona le dará esos poderes a Yue, pero, No hay otra opción?

- No.... No hay otra.....- Después preguntó a Kaho.- Te interesa esa persona, Verdad?

Mizuki sólo respondió con una sonrisa.

Ya veo. Muy bien..- Después agregó- No tengo otra alternativa. Le podría dar el poder de Ruby Moon, pero ella se negaría rotundamente... Además, yo no quiero que tenga ese riesgo de quedarse sin energía.

- Pero Nakuru puede absorber el poder de otras personas, Verdad?

- Si, pero yo no dejo que haga eso. Lo considero mal, un robo.

Kaho se entristeció un poco pero se dio cuenta de que era la única alternativa.

Eriol se levantó y la tomo del hombro para animarla. Después dijo:

- No te preocupes, Kaho. Te aseguro que no le va a suceder nada.

Kaho sólo sonrió.

- Tienes razón.....
.............................................................................................................

- Sólo una ultima presunta.

- La que sea, te la contestaré.

- Como sabe, Sakura ganó el juicio.

- Exacto.

- Mi pregunta es : Cómo supo que Sakura iba a ser la Dueña de las Cartas?

Eliol se quedó mirando a mizuki y respondió:

- Era el destino. “La obscuridad y la luz siempre estarán presentes, pero la oscuridad siempre será mas fuerte”.

- A qué se refiere?

-Sakura tenía que ganar. Si no, no sería divertido.

-mmmmmm....... Pero, Por qué Sakura?

-Te voy a hacer esta pregunta: Sabes por qué Sakura tiene poderes mágicos?

- Todas las personas que vienen de familias de magos, por lógica deben de tener poderes mágicos, aunque sean pocos.

De repente, Eriol quitó su acostumbrada sonrisa. Parecía recordar algo muy desagradable para él.

- Como sabes, yo le encargué a Kerberos que escogiera a una persona para que sea dueña de las cartas. Esa persona fue Nadeshko. Lamentablemente ella murió a los 27 años....

- Lo que no me has dicho es de qué murió...

- Si te lo dijera, arruinaría la sorpresa.

- Ya veo...

- Nadeshko, antes de morir, le dio el poder de las cartas a Sakura. Ella sería la próxima dueña de las cartas Clow.  7 años después, Sakura abrió el libro y alejó por accidente las cartas. Así, me dí cuenta de que la profecía había empezado a cumplirse: Mi descendiente o, mejor dicho, el del Mago Clow y el descendiente del Mago Darmani, pelearían para obtener el poder de las cartas Clow....

- Darmani?- Interrumpió Kaho.

Eriol se levantó de su sillón. Kaho sólo lo vio. El se dirigió hacia la ventana de la habitación, dirigiendo su vista hacia el cielo. Se decidió a hablar:

-El fue mi mejor amigo. Yo y Darmani, junto a otras personas, decidimos hacer unas cartas mágicas increíblemente poderosas.
Tenía una confianza increíble en Darmani, por que el era el mejor amigo de los pocos que tenía. Es una lástima que todo haya salido mal....

-Qué es lo que pasó, Eriol?

- Se corrompió con los poderes obscuros. Mató a mis amigos y por poco lo hace conmigo....

Al decir el niño esas palabras, Kaho vio algo que pensó nunca ver en él: Empezó a llorar.

- Fue un dolor increíble, pero decidí acabar con mi amigo para que no siguiera matando a más gente.... lo convertí en la Carta “Angel”....... Como te digo, Kaho, la profecía se está cumpliendo.... Darmani va a regresar...

- Ya veo...... Sé que, sea lo que sea que pase, Sakura lo superará...

- Eso espero, Kaho.... Eso espero....

Después, ella se levantó del sillón en donde estaba y agarró su bolso.

- Bueno; Ya nada tengo que hacer aquí.

- A donde vas?- Preguntó Eriol.

- Voy a hacer unas cosas. Voy de viaje. Supongo que sabes a donde voy.- Eriol sonrió, aún con lágrimas en los ojos.- Mándame una carta cuando acabes, por favor.

- Te la mandaré.

Antes que Kaho abriera la puerta de la habitación, Eriol la detuvo:

- Espera... Sólo quiero hacerte una pregunta a ti...

- Cual es?

- Qué significa la vida para nosotros?

Kaho, al escuchar esa pregunta, se rió. Después contestó:

- No te preocupes por eso. Cuando tu vida esté a punto de acabar y lo ultimo que veas es a tu ser amado, acompañándote, sabrás para lo que viviste...

Después, abrió la puerta y abandonó la habitación.

“Gracias..... Gracias por todo...... Ahora puedo cumplir más tranquilo mi trabajo......”

                                                                            F I N

……………………………………………... ……………………………………………………………………

Mi E-Mail:
tomoeda2000@yahoo.com.mx.

                                                                                 Eliol Hiragizawa