-Ahora soy Eriol, pero en mi vida pasada fui Clow...

Sakura, Shaoran  y Tomoyo no lo podían creer: Eriol estaba frente a ellos, arriba de la puerta de entrada del Templo Tsukinime, diciendo que es el Mago Clow.

-Como te atreves a decir eso!!!!!- Gritó Kero, que se encontraba ahí también.- Clow está muerto!!! Yo y Yue le cerramos los ojos!!!

Eliol sólo sonrió. A su lado apareció un gato negro parecido a Kero.

- Te recomiendo que no le grites así al Amo Eriol.- dijo.

Kero lo había conocido anteriormente.

-Pero si tú eres Spin!!

- No se olviden de mí!!!

También apareció una jovencita al otro lado de Eriol. Sakura la reconoció.

- Nakuru!!! Qué estás haciendo aquí?

Nakuru era una compañera de Touya, hermano de Sakura.
Eliol volvió a sonreír. Sacó una llave que se parecía a la de Sakura, pero dorada y en forma de sol.
- Comencemos... Libérate!!!

La llave creció y se transformó en un tridente en forma de sol.

- “Muestren su verdadera forma: Ruby Moon!!! Spinnel Sun!!! Salgan!!!”

De repente, el gatito Negro se transformó en un puma del mismo color con alas de mariposa; La jovencita se transformó en un hada roja.
         Después, una gran nube negra cubrió toda la ciudad de Tomoeda, tapando el Sol y la Luna.

- Tomoyo!!! Qué te pasa?!!

Sakura vió que Tomoyo se cayó al suelo, dormida. Shaoran sólo se adormiló.

- Eriol!!! Por qué haces todo esto?!!

-Rompe este hechizo antes de que amanezca o se quedarán dormidos para siempre...

“Es hora de terminar esto de una buena vez. Es el momento perfecto...”

Spinnel Sun, el puma, disparo un potente rayo de energía hacía Sakura y los demás.

- Esto no lo voy a permitir!!!!

Kero se transformó en Kerberos. Un imponente león alado, y detuvó el ataque.

-Peleemos!!- Dijo Spinnel Sun.

Kerberos atacó primero usando su aliento de fuego. Spinnel Sun atacó también con su rayo de energía, haciendo lucir el fuego de Kerberos como nada.

“ Esto es sólo una prueba, Sakura... Una prueba para ambos..”

Kerberos yacía en el piso, malherido. Spinnel Sun ataca a los demás, pero Yue apareció y detuvo el ataque.

-Clow...

Eliol sonrió al ver a su antiguo amigo:

- Es bueno verte otra vez!!!

Ruby Moon, la hada, apareció lanzándole su ataque con cristales a el guardián, que apenas pudo esquivar.

Eriol sólo se encontraba callado, esperando la reacción de Sakura.

“Sakura, se fuerte. No puedes temer... Esto es un juego a comparación de lo que va a venir..”

Sakura por fin decidió entrar en la acción y decidió cambiar las ocho cartas que le faltaba cambiar; Pero sólo dos no pudo cambiar con sus poderes: Las cartas “Luz” y “Oscuridad”.
Decidió tratar otra vez, pero obtuvo el mismo resultado.
Kerberos y Yue decidieron dar sus poderes a la llave mágica de Sakura para aumentar su poder.

“No tiene caso. Sólo dos personas son capaces de cambiar esas cartas...”

Sakura, ya con le poder de su báculo mágico considerablemente aumentado, trató otra vez de cambiar las dos cartas que le faltaban. El poder de Yue y Kerberos no fue suficiente para hacerlo.
Cuando Sakura estaba a punto de rendirse, aparece Shaoran, aún adormilado.

- Yo soy un descendiente del Mago Clow... Tal vez te pueda ayudar..

“Perfecto...”

Li y Sakura lograron cambiar las cartas con su poder al máximo y , con ayuda de la carta “Luz”, el cielo se libró de la oscuridad a tiempo.

- Por fin, todo ha terminado....
.......................................................................................................

- Ahora si, Clow, nos debes una explicación sobre... Donde está?!!

Kerberos se dio cuenta de que ni Eriol, ni sus guardianes se encontraban ahí.

- Vamos a buscarlo...- Dijo Yue.

- Yo también voy!!- Dijo Sakura.

- Sakura.. Espera!!

Sakura volteó. Era Li. Aún se encontraba débil y no podía ni caminar.

- Qué pasa, Shaoran?- Preguntó Sakura, después de ayudarlo a sostenerse.

- Sakura. Sólo quiero decirte que... que....

Shaoran sabía que era ahora o nunca. Era el día en que tenía que decir a Sakura lo que siente por ella.

- Qué quieres decirme, Shaoran?

Shaoran tenía que decirlo. No podía quedarse callado otra vez. Sólo veía la hermosa cara de ella, su gran amor. Si no le decía hoy, se sentiría arrepentido durante toda su vida.

- Sólo quiero decirte que me gustas mucho!!!

Por fin, lo soltó. Le pasó por su mente todos los momentos que pasó con ella hasta éste, viendo a Sakura con una cara de frustración.

“Qué fue lo que hice?!” pensó. Se levantó tan rápidamente como pudo y salió corriendo, dejando a una desconcertada Sakura que veía a Shaoran, hasta este momento, como un amigo... Un buen amigo...

“Fue una estupidez. Una gran estupidez. Por qué lo hice?”.

Shaoran salió corriendo hasta que alguien lo detuvo.

-Por fin te le declaraste a Sakura?

Era Tomoyo, que había despertado del hechizo de Eriol. Li se dio cuenta de que sólo corrió un par de metros de lo que parecían Kilómetros. Volteó a ver si estaba Sakura y no estaba. También se fue corriendo de ahí.

- Sí. Desgraciadamente si.

- Ya veo... Lo tomó mal, verdad?

- No fue el momento adecuado... Fui un tonto... Ahhhhhhh

- Cómo te atreviste, mocoso!!!!!!!!!

Era Touya. Había escuchado la conversación y se enfureció tanto que empezó a ahorcar a Li, que no tenía las fuerzas suficientes para soltarse.

- Li!!!!-  Gritó Tomoyo, asustada.
.......................................................................................................

- Por fin... Li le dijo a Sakura lo que sentía por ella....

Cerca de donde se encontraba Touya estrangulando al “mocoso”, se encontraba Eliol con Nakuru y Spinnel.

- Tú siempre preocupándote de cursilerías!!! Estás peor que yo!!!- Dijo Nakuru, con su acostumbrada forma de hablar-
En lo que deberías de preocuparte es porque sakura y ese niño pudieron cambiar esas dos cartas.

- Nakuru tiene razón, Amo Eriol.- Dijo Spinnel.- Tú nos dijiste que esas cartas no se podían cambiar tan fácilmente.

Eriol sacó su acostumbrada sonrisa.

- Eso ya no tiene importancia...

Sabes qué, Eriol? Nunca me ha gustado tu forma de hablar.- Dijo Nakuru.

- Se los dejo de tarea...

Eriol se alejó de sus dos guardianes, que se miraban confundidos.

- Todo ha terminado... Por lo menos para mi..
.......................................................................................................

Por la mañana, parecía que era otro día típico para cualquier habitante de Tomoeda.

- Por qué no nos ayudas a preparar la fiesta?- Preguntó Nakuru a Eriol.

En la mansión, habitada por Eriol y sus guardianes, se prepara una fiesta para celebrar el cambio de las cartas Clow a las cartas Sakura. Eriol  se encontraba parado, observando afuera por la ventana hacia las afueras de la mansión. Nakuru y Spinnel se encontraban arreglando todo (En realidad, Spinnel sólo se encontraba  “probando las cosas dulces para ver si saben bien”).
Nakuru ya se encontraba diciendo el conocido “No aprecian mi trabajo” A Eliol, en su recámara (Después de hacerlo con Spinnel, claro).
El joven hechicero sólo volteó, sonriendo a Nakuru, y le dijo:

- Mira allá abajo.

Eriol señaló hacia fuera, en la entrada a la mansión. Nakuru, con mucha curiosidad, le hizo caso y observó por la ventana.

- No puede ser!!!!!!!!! La señorita Mizuki!!!!!!!

Kaho Mizuki se encontraba tocando el timbre de la puerta desde hace diez minutos.

- Que extraño... Parece que no hay nadie...
.......................................................................................................

- No te preocupes. Ya sé que no lo hiciste a propósito.

Nakuru sólo se la pasó pidiendo perdón, casi de rodillas, mientras caminaban por el pasillo principal hacia la recámara de Eriol.

- No me explico porque Eriol no me avisó que estaba en la puerta de esta humilde mansión que mantengo con tanto esmero, si la estaba viendo por la ventana!!!!!! Es un desconsiderado.... Así es como me paga, después de tanta atención y mimo!!! Amo Eriol, aquí está la señorita Mizuki!!

- Pásala, Nakuru.- Dijo Eriol a su “guardián”... Ella era la que  provocaba tanta alegría al hogar.
.......................................................................................................

- Y, todo salió bien?

Mizuki se encontraba sentada en la cama de Eriol, mientras que él seguía en la misma posición de hace rato.

- Mejor que bien.- Contestó Eriol.

- Ya veo que está satisfecho con lo que hizo.

- Si... Sakura se volvió muy fuerte y hábil con las cartas sakura... Va a necesitar esa habilidad para después...

- Se refiere a lo de Darmani?

- Si

- No me ha contado nada de que tiene ver Darmani con Sakura. Tengo idea, pero...

Eriol sonrió.

- Después te cuento todo a detalle. Lo siento, pero será eso después.

- Vas a tener una fiesta, por lo visto. Supongo que va a ser para Sakura. Verdad?

-Si.

- Y dondé está?

- Está entrando en estos momentos....
.......................................................................................................

- Ahora, de aquí en adelante puede ser muy peligroso, Tomoyo. Deberías....

Sakura, Shaoran y Tomoyo se encontraban en el pasillo de entrada, dentro de la mansión de Eriol. Iban a hacerle unas preguntas a el hechicero sobre lo de ayer.

-Debería de tomarte en video en éstos momentos, Sakura.- Interrumpió Tomoyo, grabando a Sakura, Shaoran y a Kero (que también se encontraba en la escena) de frente. Sakura sacó una sonrisa nerviosa.
Caminaron por el pasillo con hasta llegar a la puerta al salón principal. Esta se abrió de repente y un estruendoso ruido se hizo.
Todos gritaron despavoridos menos Tomoyo, que se encontraba muy asombrada al ver lo que había en ese salón.

- Bienvenidos todos!!!!!!!

Era Nakuru, que estaba acomodando la comida por todo el comedor, que era enorme. Sakura y los demás estaban confundidos. No esperaban tal recibimiento.
Eriol, que se encontraba sentado en su sillón favorito, estaba complacido de verlos.

-Pasen, por favor.

El grupo miraba con suspicacia al hechicero.

- Les aseguro que ya no les voy a hacer nada. Ya todo acabó.

Por fin decidieron pasar. Se dieron cuenta de que en la mesa había muchas cosas para comer, y tenían hambre.

- Muy bien!!!!!! Ahora nos puedes dar una explicación!!!- Gritó enojado Kero, que se encontraba parado sobre la mesa.- Por qué nos hiciste esto?!!

- No le grites así al Amo Eriol- Amenazó Spinnel, que también se encontraba arriba de la mesa.

- Recuerda, Spinnel. No hicimos todo esto para pelear. La razón por la que hice tanta travesura era para hacer que Sakura cambiara las cartas Clow. Como sabrán, las cartas necesitan del poder de su dueño para que funcionen. Cuando tú te convertiste en la dueña, Sakura, las cartas todavía podían obtener el poder de su sueño anterior, el Mago Clow. Pero ese poder se iría disminuyendo poco a poco hasta no haber absolutamente nada. Las cartas, sin ningún poder, se convertirían en cartas ordinarias. Al ser cambiadas las cartas Clow, éstas se unirían a tu magia y seguirían activas. Esa era la misión que le encargó Clow a su reencarnación.

- Por qué no nos avisaste?- Preguntó Sakura.

- Por que si te hubiera avisado, no hubiera sido lo mismo.

Nakuru decidió entrar en la conversación.

- Si tú te hubieras enterado de todo esto, no hubieras podido cambiar las cartas.

- Ah, ya entiendo.

Kero no estaba muy convencido de todo esto.

- No debiste ser tan rudo!!!! Por poco nos matas en más de una ocasión!!!

- Yo no haría eso, “Kero”- Dijo Eriol, en tono burlesco.

Kero se enfureció.

- En realidad eres Clow!!! Tienes la misma molesta forma de hablar!!!- Después vio un panqué cerca de él y dijo- Estoy enfadado!!!!!!! Por eso voy a comer más!!!!!!!

Tomó el panqué y prácticamente se lo tragó. Eriol se dio cuenta de que, en cierta forma, lo había convencido.

- Por cierto...- dijo- Sakura, te tengo una sorpresa.

- Una sorpresa? Qué es?

Eliol se levantó de su sillón y se dirigió hacia la puerta donde entró el grupo. Eriol sonrió:

- Supongo que ya la conoces.

Abrió la puerta lentamente. Todos se dieron cuenta que era la sorpresa.... o más bien, quien...

- Profesora Mizuki!!!!!!!

- Usted conocía a Eriol?- Preguntó Sakura a la nueva invitada, mientras el niño la invitaba a sentarse.

- Si. Lo conocía desde hace mucho. Estaba en Inglaterra en un viaje de estudios y escuche que por ahí vivía la reencarnación del Gran Mago Clow. Me llevé una gran sorpresa al darme cuenta de que era Eriol.

- Eso explica por que usted tenía el cascabel que usaba el Mago Clow.- Dijo Kero.

- Por qué nunca nos dijo nada sobre esto?- Preguntó Sakura.

-Lo siento. Ya sabes que no podía decirte nada porque si te lo hubiera dicho, todo se vendría abajo.

- Ya entiendo.

De repente, Eriol sintió una presencia que la reconoció al instante.

- Disculpen, voy por más postres a la cocina.

Se levantó y se dirigió al pasillo principal.
.......................................................................................................

- Qué pasa, Yue?

- Aún no me has respondido, Eriol. Por qué si sabías que ibas a reencarnar, nos diste un nuevo dueño?

- Aunque haya recuperado todos mis recuerdos, yo nunca podré ser Clow. Mi nombre es Eriol.

Yue se entristeció un poco más de lo que ya estaba.

- Ya veo.

Eriol volteó a verlo y le sonrió. Se acercó a Yue y le dijo:

- Estoy a tu disposición. Puedes compartirme cualquier cosa.... Cualquier recuerdo hermoso que tengas.

- Está bien... Aunque no va a ser lo mismo...

- Sabes?, déjame decirte que hay algunas cosas que no esperaba aunque fuera el Mago Clow..

- Cuales cosas no esperabas?

- La primera cosa que no esperaba es que Sakura se enomarara de tu identidad falsa como a nada en el mundo. La segunda cosa que me sorprendió fue el corazón de Sakura...

Yue vió detenidamente a Eriol y notó algo muy raro.

- Aunque tú no seas Clow, sé que eres la misma persona y te conozco muy bien... Detrás de esa cara hay una tristesa muy grande.... Algo ocultas.

Qué crees que oculto?- Preguntó Eriol, dándole la idea a Yue de que quiere jugar con él.
El Ángel Guardián intento entrar en los pensamientos de Eriol, pero no pudo.

- Dímelo!!!- Gritó Yue, enfadado al ver que Eriol no le podía confiar nada.

- Disculpen, voy a ayudar a Eriol con los postres. Creo que ya se tardó...

Era Sakura. Abrió la puerta y lo primero que vió fue a Eriol junto con Yue, que trataba de mostrarse tranquilo.

- Yue, veniste!!!- Dijo la niña, sonriente.- Por eso te tardaste, Eriol.

- Sí...- Contestó tranquilamente el niño.

- Por qué no te quedas con nosotros a platicar, Yue? Tenemos mucha comida.

- No gracias. Tú sabes bien que yo no como...

- Ah, es verdad.- Dijo Sakura, apenada.- De todos modos...

- Ya dije que no, Ama.- Interrumpió Yue. Sakura se sintió un poco.

El ángel miro a Eriol enojado (Tal vez por que se dio cuenta de que ya no iba a ser lo mismo, en realidad) y salió de ahí volando por la ventana.
.......................................................................................................

Ya era atardecer y todo mundo se había ido de la mansión de Eriol. Todo mundo, menos Sakura, que se encontraba pensando en lo que le dijo Shaoran ayer. En toda la fiesta no se mencionaron ni una palabra, ni siquiera para despedirse.

- Deberías de hablar con él- Le dijo Tomoyo, poco antes de irse. Pero sakura simplemente no sabía como hablar con él sobre esto. Ya perdió los ojos de amistad que le tenía.

- Quieres hablar conmigo?

Eriol se le acercó a Sakura, que estaba jugando con una aceituna, moviéndola de un lado a otro con el tenedor.

- No es momento...- Dijo Sakura, después de dejar la aceituna en paz y voltear con Eriol.

- No te preocupes. Kero y Spinnel están en la cocina, y Nakuru está muy ocupada cuidando que no rompan nada... Puedes hablar con tranquilidad.

Sakura sonrió un poco.

- Tú lo sabes, Verdad? 

Eriol contestó con una sonrisa. A él le consideraba divertido saber que Sakura no sabe lo que siente. Es algo muy extraño, en realidad...

- Está bien. Dijo sakura.- Hablemos...
.......................................................................................................

- No sé lo que siento, Eriol. Me siento tan mal por eso...

- No te sientas mal por eso. Te aseguro que te sientes mejor después de contarme tus sentimientos.

Sakura se dio cuenta de que Eriol tenía razón. Se sintió mejor después de decirle lo que siente al ver a Shaoran y no saber exactamente lo que es.

-Que extraña es la vida!!!

- A qué te refieres, Eriol?

Se levantó del sofá en donde estaban y se alejó un poco de Sakura. Después continuó hablando de espaldas:

- Esperas encontrar a la persona que te ame y cuando por fin la encuentras, no sabes lo que sientes... Te sientes incómodo... No tienes la seguridad de que todo lo que viviste con esa persona, los buenos y malos momentos, hayan sido para que sus destinos se juntaran.- volteó con Sakura y continuó.- Pero cuando esa persona que te ama se separa de ti, todo lo que considerabas revuelto toma total sentido... Eso tampoco lo sabía, pero alguien muy especial me lo enseñó.

Sakura no pudo controlarse: Se levantó y lo abrazó. Lo abrazó muy fuerte y con mucho amor... Amor de amigo.

- Gracias... Me ayudaste mucho...- Dijo. Después empezó a llorar.

Eriol contestó el abrazo.

- No. Tú me ayudaste más de lo que crees...

“No hay nada más que hacer. Sólo resta esperar...”
.......................................................................................................

Ya era el día siguiente.

-Te voy a extrañar.

Estaban Sakura y sus amigos en el aeropuerto. Eriol regresaba a Inglaterra ese dia. Sakura se encontraba con el hechicero, hablando a solas, mientras Shaoran y Tomoyo se despedían de Nakuru y Spinnel, que se encontraba escondido en una bolsa de compras.

- No se te olvidé lo que te dije ayer. Reflexionalo..- Dijo Eriol a Sakura.- El día en que regrese y te vuelva a ver, quiero darme cuenta de que eres más fuerte en todos los sentidos..

-A qué te refieres?

Eriol la tomó del hombro, y quitando su agradable cara. Le contestó:

- Quiero que soportes las ganas de ya no querer vivir...

Sakura sintió un escalofrío en todo su ser. Eriol sonrió, recuperando su cara habitual.

- Haz lo correcto...
.......................................................................................................
                                                                                                                  
- Sakura. Aquí en el concurso de coristas me acabo de enterar de algo muy grave. El profesor Terada me acaba de contar que Li va a regresar hoy a Japón en el vuelo de las nueve. Tienes que hacer algo, Sakura!!!.. Sakura?.. Sakura, estás ahí?... Sakura!!

Era la mañana del día siguiente. Tomoyo le habló  por teléfono para informarle la mala noticia: Shaoran se va... Se va para nunca volver.
Se fue corriendo a su habitación sin preocuparse por descolgar el teléfono. No quería pensar en nada. Sólo en lo que le dijo Eriol...El tenía razón.
Ya en su departamento, Sakura no podía dejar de pensar en  lo que le dijo ayer en la tarde. Que su vida cambió al conocerla...

- No quiero...

No podía dejar de pensar en todos los momentos, buenos y malos, que pasaron juntos.

-No quiero que....

No podía dejar de pensar en él... En shaoran..

- No quiero que se vaya!!!!!!

Sakura soltó una lágrima. Un lágrima pura.. Que tan pura ha de haber sido esa lágrima, que creó un gran poder. Suficiente poder como para crear una carta.. Una carta que representa un sentimiento tan puro y legítimo que, al reconocerlo, te das cuenta de que esa persona que lo despertó, es la persona que se considera tu razón para existir.

- Mi querido Shaoran...

Salió corriendo de su cuarto. Tenía que verlo por última vez para declarar ese sentimiento.

- A donde vas, monstruo?

Touya iba entrando a la casa, pero se dio cuenta de lo que pasaba al ver a su hermana con esa cara. Esa cara que casi nadie tiene. No se necesitaba de los poderes que tenía y se los dio a su amigo, Yukito, Para que no desapareciera. Se dio cuenta de que esto era muy importante. Así, que, antes de que se arrepintiera, dijo:

- Ven, te llevo.

“Qué extraña es la vida!!!”

- Quítense del camino!!!

Sakura se dirigía al aeropuerto en la moto que acababa de comprar su hermano, con él manejándolo...

“Esperas encontrar a la persona que te ame y, cuando por fin la encuentras, no sabes lo que sientes...”

A gran velocidad, Touya decidió cruzar por la autopista, arriesgando rayar su moto nueva. No iba a permitir que su hermana se pusiera triste, a pesar de que odiara a ese “mocoso”...

“Te sientes incómodo...”

- Corre.... Adelántate, monstruo...

Ya llegando al aeropuerto, Sakura corrió antes de que Touya le dijera. Tenía que alcanzarlo..

“No tienes la seguridad de que todo lo que viviste con esa persona, los buenos y malos momentos, hayan sido para que...”

- Amo Shaoran, espéreme aquí. Voy a comprar los pasajes...

-Si, Wein... Aquí lo espero...

- Shaoran!!!! Espera!!!!

“Sus destinos se juntaran.”

                                                                     F I N
.......................................................................................................

Epílogo

- Así que eso es lo temías, Eriol...

- Esa profecía era la única cosa que me a causado terror desde que reencarné.... Y se está cumpliendo...
Sakura se dará cuenta por primera vez que el mal existe... Y que, lo quiera o no, es parte de ella...

                                                                       F I N
.........................…………………………………... ... ... ………………………………………………….

Mi E-mail: tomoeda2000@yahoo.com.mx

                                                           Eliol Hiragizawa