The Four Mystical Gems

Autora: Kirisame


Acto 10: Overture to doom

-He tratado de encontrar la gema durante todo el día -continuó Boris, con una sonrisa fría-. Sabía que estaba en Japón, pero no sabía dónde buscar. Por más que trataba de sentirla, todo era en vano. Esta mañana se me ocurrió. ¿Por qué no dejar que esos niños la hallen por mí? He rastreado su energía por horas, sin que se dieran cuenta. Primero, estuve en ese pueblucho de las afueras en el que viven. Luego, los seguí por la autopista hasta Osaka, pero al llegar me mantuve en el otro extremo de la ciudad. Ustedes pensarían que yo conocería la ubicación de la piedra, y se apresurarían a obtenerla, creyendo que yo estaba en camino, cuando en realidad todo formaba parte de mi plan. Apenas la tuvieran, se las quitaría como un dulce.
El grupo estaba molesto. Ese hombre los había utilizado.
-¿¡"Nos preocuparemos luego", Eriol!? -ladró Ruby Moon-. ¡Ya es "luego"! ¿Y bien? -su dueño no dijo nada. Su rostro era indolente, mas sus ojos estaban cargados de terror.
-Qué conmovedor. Los mocosos reclutaron refuerzos. Otro mocoso cuatro-ojos y un nuevo par de fenómenos de circo.
-¡Aagh! ¡Lo maaaato! -dijeron Shaoran, Maru, Kerberos y Ruby al unísono, furiosos.
-¡Basta! -exclamó Eriol-. Mantengan la calma. Nada solucionan con la ira.
-Debes de ser un poco más inteligente, muchachito -le dijo Boris-. Al fin y al cabo, localizaste la piedra sin dificultad. Pero sabes que no puedes conmigo. Entonces, ¿por qué no me ahorras todavía más tiempo y me entregas la esmeralda en tu bolsillo?
-Tú sabes el por qué -respondió firmemente-. No podemos dejar que alguien como tú obtenga un talismán tan poderoso. No sé cómo pretendes "conquistar el mundo", mas estoy seguro que requieres la energía de las 4 gemas; de lo contrario, no te esforzarías tanto en conseguirlas. No tendremos tanto poder, sin embargo, lucharemos antes de dártela, Boris Yefimovich.
-Me lo esperaba. Ustedes son tontos y obstinados. Además, suenas como si mis planes son malos. No puedes hablar así sin saber nada. Desde mi punto de vista, yo soy el bueno y ustedes los ma...
-¡¡¡TRATASTE DE MATAR A MI AMIGA!!! -gritó con ira-. ¡Y todavía tienes el descaro de decir que eres el bueno! Si tu plan es usar los poderes de las piedras para forzar a la gente a obedecerte y asesinar a quien se te oponga, eso te convierte en un ser cruel. ¡Tu punto de vista es maquiavélico e inaceptable! -los chicos temblaron. Jamás habían visto a Eriol tan enojado. De hecho, nunca lo habían visto enojado. Maru bajó la vista.
-¿Sabes, chiquillo? -replicó Boris-. Algo de lo que dices es cierto. Ayer me dejé llevar y me desquité con la cuatro-ojos. No los puedo matar a todos; no me quedarían futuros súbditos. No duraría en amenazarlos a todos con mis poderes, pero el resto de lo que dijiste es incorrecto. Ése no es mi plan. Es algo mucho más ingenioso y profundo. No voy a malgastar mi magia en algo tan trivial. Si lo ejecuto, no habrá necesidad de tantas muertes. Todos me seguirán sin dar batalla, incluso ustedes...
«Les diré mi plan. De todos modos, no pueden hacer nada por evitarlo. Cuando termine con él, ni siquiera lo recordarán.
«Soy el último miembro del clan Yefimovich. Solíamos ser la familia de brujos oscuros más poderosa de toda la Madre Rusia. Pero no era suficiente, no. Necesitábamos poder y gloria. Y casi la alcanzamos. Durante el reinado del Zar Nicolai II mi ancestro, el gran Gregor Yefimovich, fingió ser un monje humilde y fue al palacio real. Convenció a la Zarina, con hipnotismo, de que era capaz de curar al Zarevich Alexei de su hemofilia. No lo curó, por supuesto, pero le mejoró un poco la salud al crío. Todo creyeron en él, y se hizo famoso. Tal vez hayan oído hablar de él y de su apodo, si tienen cultura general.
-¿R-Rasputin? -tartamudeó Maru.
-Sí, el mismo... la gente de la corte lo idolatraba, en especial los zares. Se convirtió en el consejero del Zar, su mano derecha. Era él el que gobernaba el reino, usándolo como una marioneta. Y entonces -la voz de Boris se alteró-, el resto de la Familia Real se dio cuenta de los planes de Gregor y conspiraron para asesinarlo a sangre fría. Luego llegaron los bolcheviques, y a su vez masacraron a los Romanov. Sin embargo, esos malditos comunistas no creían en la magia, y mencionaron en sus libros de historia que Rasputín era un fraude manipulador. El resto del mundo se lo creyó. ¡Mancharon la reputación de los Yefimovich! -apretó los puños.
-¿Entonces es un asunto de venganza por deshonor? -preguntó Eriol.
-¡Claro que no! Lo que busco es demostrar que los Yefimovich somos los mejores. ¿Y por qué gobernar un país, si puedo gobernar el mundo? Ya sabía desde niño sobre las Gemas Místicas. El abuelo de Rasputín, mi ancestro lejano, encontró este báculo -mostró el báculo de oro-. Lo único que me faltaba para el éxito eran las roquitas que rellenaran los agujeros.
«Con estas gemas, tendré la magia suficiente para invocar el hechizo imperitus imperium. Su poder hará que alcance a todo el planeta. Entonces, nadie podrá detenerme. El clan se alzará y fundaré un imperio más grande que la anrigua Roma.
-¿Imperitus imperium? -murmuró Eriol. "Me suena conocido. ¿Dónde lo he escuchado?".
-¿Y entonces? No piensas dármela, ¿verdad?
-Sabes que no -respondió Hiragizawa-. Pelearemos antes.
-¿Alguien más está asustado? -murmuró Sakura.
-La pregunta es si alguien no está asustado -susurró Maru. "Eri, cuidado".
-Very well, then. Give me your best shot -dijo Boris.

Los ocho se reunieron en un círculo. El miedo se reflejaba en sus miradas. No entendían el plan del ruso, pero no sonaba nada bien.
-¿Eriol-kun, que es este imperiusu del que habla?
-Es un hechizo. Imperitus imperium, es latín. Quiere decir algo así como "imperio ignorante". Es... -puso sus manos a ambos lados de la cabeza- Sé que en mi vida pasada oí algo sobre eso, mas no lo recuerdo en este momento. Eso sí, no era nada bueno. Si tan sólo me acordase...
-Este hombre está loco de remate -dijo Shaoran.
-¿Loco? -bufó Maru-. Ese maníaco está más tostao que una cabra.
-¿Qué podemos hacer? -dijo Yue-. Por más que me cueste admitirlo, él tiene razón; no lo venceremos.
-Es verdad, Yue -asintió Eriol-. Sin embargo, no podemos cruzarnos de brazos ni regalarle la esmeralda. Ya vimos que nuestros poderes son inútiles, así que sólo queda una cosa por hacer. Vamos a convocar a nuestra fuente de energía, haciendo una especie de ataque de ki mágico. Además, emplearemos la gema para incrementalo.
-¿Qué quieres decir con fuente de energía mágica? -inquirió la Kinomoto.
-Tu fuente es el poder de tu estrella, Sakura-san.
-¿Y nosotros? -preguntó Kero-. ¿Convocaremos la fuente de magia de nuestros respectivos amos?
-No tendría sentido -respondió Hiragizawa-. Ya Sakura y yo lo haremos por ustedes cuatro.
-Pero...
-Pero nada, Spinel Sun. Ustedes, como guardianes, nos cubrirán mientras hacemos la convocación. Es una orden.
-Si quieren mi opinión, esto no me gusta nada -murmuró Ruby Moon.
-Pues a mí tampoco -replicó Maru-. Y pensar que me quejaba de mi vida normal y aburrida.
-Sí, en este momento añoro cuando sólo era Yukito y únicamente me preocupaba por lo que comería en el almuerzo.
-Eso sí que es una vida aburrida, Yue -dijo Kero-, pero comparto el sentimiento. Ojalá todavía existamos para el desayuno.
-No digas eso, Kero-chan -chilló Sakura, en pánico.
-Será mejor que nos preparemos -interrumpió Shaoran-. Pero antes...-tomó el rostro de Sakura en su mano y la besó apasionadamente -. Te amo, Sakura.
-Yo... yo también te amo, mi amor -respondió con ternura. Ruby y Maru lloriqueaban al verlos.
-¡Aaaaah, qué romántico!
-¡Snif, menudo momento para estar soltera!
-¡Por favor, qué repugnante! -reprendió Kero.
-¿Están listos? -cortó la discusión Eriol.

Dibujaron un círculo grande en la tierra. Luego, trazaron 2 diámetros perpendiculares entre sí. Los 4 puntos en que cortaban a la circunferencia señalaban cada uno a un punto cardinal. Eriol se situó en el del norte, Shaoran en el del sur, Maru en el del oeste y Sakura en el del este. La esmeralda fue colocada en el centro. Hiragizawa comenzó a invocar, y continuaron en sentido horario.
-Oh, Esmeralda de Tierra, creada en tiempos milenarios, te suplicamos que amplifiques la energía mágica de aquellos que formamos este círculo -la gema comenzó a brillar, y el círculo se iluminó. Al convocar, los chicos irradiaban, con sus insignias bajo sus pies.
-Yo, Kinomoto Sakura, convoco a los poderes de mi propia brillante Estrella.
-Yo, Li Shao Lan, convoco a los poderes de los ocho espíritus ancestrales: cielo, viento, agua, montaña, tierra, fuego, viento, lago -su insignia era un Yin-yang rodeado de los ocho trigramas de cada deidad, conocido en su país como Pa Kua.
-Yo, María Eugenia Fuentes Alcázar, convoco a los poderes de las cuatro fuerzas elementales: aire del norte, agua del sur, fuego del este, tierra del oeste.
-Y yo, Eriol Hiragizawa, convoco a los poderes de la Oscuridad; al calor del rey sol y al resplandor de la brillante luna.
Una enorme cantidad de energía rodeaba el círculo. A una señal del inglés, dirigieron la energía de los 4, ampliada por la gema, hacia donde estaba Boris. Hubo una gran explosión mágica. Sin embargo, al disiparse el humo, el ruso seguía en pie, como si nada. Aunque desataron mucho poder, no era suficiente para romper el campo de fuerza incrementado por 3 gemas. Segundos después, los chicos cayeron de rodillas al suelo, débiles.
-¡Sakura! -gritó Kerberos.
-Después del ataque, quedaron sin fuerzas. Usaron toda su energía -explicó Spinel.
El cuarteto trataba de mantenerse consciente, hasta que...
-No...pue...do...más... -Li se tambaleó y cayó de costado al piso.
-Me...sien...to...mal... -Maru cerró los ojos y perdió el sentido.
-Fa...lla...mos... -Eriol se dejó caer.
-No...me...de...jen... -Sakura los imitó.
Los guardianes gritaban y se sumían en la desesperación, en especial Yue.
-Cálmate, aún respiran -lo tranquilizó Ruby-. Sólo se desmayaron.
-¡Miren! -los alertó Spinel.
Boris se aproximaba, con una sonrisa perversa, justo adonde estaban los muchachos. Rápidamente, los guardianes se colocaron en medio.
-¡Quítense, fenómenos de circo!
-¡¡NO!! -rugieron a la vez.
-En ese caso... -Boris les arrojó una bola de energía tan fuerte que los tumbó, y los cuatro regresaron de un golpe a su identidad falsa. El hombre no entendió cómo fue que los felinos se encogieron y los otros 2 se transformaron en jóvenes humanos normales. Sacó de una patada a Nakuru del camino, y continuó su trayecto.
No podían hacer nada. Yukito comenzó a levantarse, pero Nakuru lo sujetó del brazo y movió la cabeza.
-¡Los puede matar! -gritó él.
-Comprendo, pero harás que te mate. En estas condiciones, sólo estorbas. Confía y no te precipites; no puedes morir ahora. Piensa... piensa en todos los que sufrirán si Yukito muere.
Entonces él vio la cara de Touya, diciéndole "No quiero que te vayas"; "Te daré mis poderes". Luego la de Sakura: "Por mi culpa, casi Yukito desaparece"; "No quiero ser tu dueña, quiero ser tu amiga". Después la de su nueva amiga: "Tsukishiro Yukito era un buen amigo y maestro". Entonces también recordó la cara de Lead Clow.
-Sí... pero no se te ha muerto un amo, ¿verdad? No sabes lo que es eso. Es demasiado temprano para Sakura; no quiero que me deje tan temprano. Sufrí tanto cuando Clow me dejó... -Yukito estalló en lágrimas. Ante estas palabras, Kero-chan también lloraba. Spi y Nakuru enmudecieron.
Boris llegó al círculo. Para sorpresa de todos, no tocó a los magos inconscientes. Tomó la Esmeralda y la engarzó en su báculo. Ellos temblaron.
-Por esta vez, no les haré nada -declaró-. Si se vuelven a entrometer en mis asuntos, no vivirán para contarlo, ¿escucharon? -desapareció en la noche.

Reinó el silencio. Todo había acabado, ya tenía la piedra. Una voz los sacó del ensimismamiento.
-¡Sakura!¡Sakura!
Era Tomoyo. Durante la pelea se había quedado escondida en el templo, siendo testigo ocular del horror. Había grabado todo, aunque eso ya no le importaba. Sus ojos estaban rojos.
-¿Estarán bien? -preguntó después de lanzarse hacia sus amigos durmientes.
-Sí...-contestó Kero- al menos hasta que Boris convoque su hechizo sea lo que sea.

Continuará... ^_^

En el próximo episodio:
Nuestros amigos luchan en una carrera contra el tiempo para evitar que Boris convoque su hechizo. Para saber qué es "imperitus imperium" y qué solución encuentran nuestros héroes, sintonicen el acto 11: Abyss of Despair.
Notas explicativas:
No me miren con esa cara! ¬_¬ Yo siempre he creído que una victoria demasiado temprana hace las cosas aburridas. Hay que darles un buen reto. Las mejores batallas en anime son cuando los 'malos' les da una paliza a los 'buenos', ellos buscan una solución y, en el segundo tiempo, se vengan de la derrota y les patean el trasero (para mí). Por ejemplo, el Juicio Final en CCS y algunas batallas de Rurouni Kenshin. No se angustien, ellos estarán bien y hallarán un modo de salir de esto ^_-.
Los trigramas: recuerdan la explicación de los hexagramas en el I-Ching (acto 4)? Un trigrama es la mitad de un hexagrama (3 líneas). Existen 8 combinaciones, y cada una simboliza uno de esos elementos. Si dispones los 8 formando una rueda, eso se llama Pa Kua. Lástima que no tenga scanner, si no les ponía una imagen de un Pa Kua con un Yin-yang en el centro. Rasputín es un personaje histórico real, aunque no sé si de verdad era un brujo.
Fe de "burratas": en el acto 1, yo dije que no decían que Yukito se parecía a Eriol y Fujitaka, pero sí lo hacen, en el tomo 7 (¬_¬u). Perdón.
Nota: visiten mi página de CCS, por favor. La dirección es: http://www.iespana.es/keroandyue/ ^_^.