iarCard Captor Sakura‘Las Cards Comodín’

 

Ep.2: Reencuentros inesperados

 

 

-         También soy hechicero y mi nombre es Shaoran Li ¿Quién eres tú?

 

Sakura se quedó de piedra. No podía creerlo ¡Shaoran en Tokyo! ¿Que hacía él allí? No sabía que podía decirle. Se quedó inspeccionándolo  y comparándola al niño que ella conocía hasta que...

 

-         Hey ¿estás bien?

-         ¿eh, que?- dijo Sakura saliendo del trance.

-         ¡Que si estás bien!

-         S... sí- dijo todavía sin poder creérselo.

-         Bien, ¿y tú quien eres?

 

Sakura no sabía que responderle. Habían pasado 7 años desde la última vez que se vieron y estuvieron “saliendo juntos”, aunque entonces eran unos críos.

 

-         Esto... yo...- no le salían las palabras. En ese momento alguien gritó.

-         ¡SHAORAN!- era una chica de pelo largo, negro y ojos rojos que corría hacia ellos.

-         Meiling- dijo Shaoran.

-         ¿Donde estabas? Te estaba buscando, como te fuiste de pronto...

-         Lo siento, es que...

-         Vale, vale ¿Y ésta quien...?- se calló de pronto cuando vio a Sakura. Iba a preguntar quien era cuando cayó en la cuenta- Sa... Sakura- murmuró, cosa que sólo la muchacha escuchó.

-         Ha pasado mucho tiempo des de la última vez que nos vimos, Meiling- le dijo cuando se abrazaron.

-         Esto... ¿la conoces?- preguntó un Shaoran sorprendido.

-         ¡Oh vamos! Claro que la conozco, y tú también.

-         ¿Yo?- preguntó incrédulo.

-         ¿No te has dado cuenta?- y se giró hacia Sakura- ¿Por que no se lo has dicho tú?

-         Iba a decírselo cuando apareciste.

-         ¿Os importaría decírmelo ya?

-         ¡Ay Shaoran! Tú no cambias. Ella es...

-         ¡Espera! Tengo una idea. ¿Que tal si le hago una pequeña demostración?- le cortó Sakura.

 

Meiling puso cara rara al principio, pero luego dijo.

 

-         Buena idea. Adelante, me gustará ver la cara de Shaoran cuando se entere.

-         Je je. Apartaos un poco- dijo Sakura mientras Shaoran no entendía nada.

-         ¿Pero que...?

-         ¡Tú mira y calla!- le dijo Meiling.

 

Sakura se quedó parada en medio del parque mientras sacaba la llave y concentraba su poder.

 

-         “¡Oh llave que ocultas los poderes de mi estrella! Libérate en tu verdadera forma ante Sakura, quien aceptó ésta misión contigo”- Sakura dejó de concentrar poder mientras aparecía a sus pies el círculo mágico y la luz la iluminaba- “¡Libérate!

 

La llave se hizo más grande, adaptando la fórmula del báculo de la estrella y Sakura sacó una carta.

 

-         ¡Jump!

 

Al momento volvió a cambiarse de ropa. Ahora tenía puesta una camiseta que al lado derecho tenía un tirante ancho que estaba cosido por debajo a una manga pirata. En el otro lado no tenía ninguna manga, pero llevaba un calentador de mano hasta un poco más abajo del hombro. Éstos eran blancos y  una muñequera también blanca adornaba su mano derecha. Llevaba unos pantalones tejanos negros, piratas y tenía el ya acostumbrado cinturón para las cartas.

En ese momento, saltó tan rápido que los otros dos se desconcertaron.

 

-         ¿Donde... donde está?- preguntó Shaoran mirando de un lado a otro.

 

En ese momento Sakura aterrizó justo delante suyo con una sonrisa un tanto maliciosa, como diciendo “¿Sabes ya quien soy?”.

Shaoran se había quedado mudo de asombro. No esperaba encontrársela en Tokyo, y menos tan pronto.

 

-         Esto... me... me alegro de verte Sakura- dijo un tanto avergonzado al comparar a la chica que ahora tenía delante con la niña que él estaba acostumbrado a ver.

-         Yo también me alegro de verte- dijo cruzándose de brazos- pero no te perdono que me tiraras al suelo.

-         ¡Eh, oye! Acababa de notar una presencia muy poderosa, que por cierto estaba delante de ti minutos antes de que chocáramos.

-         ¡Ah! ¿Te refieres a Mei Shing?

-         ¿Quien es ésa?- preguntó Meiling

-         ¿Mei Shing? Querrás decir su reencarnación- Sakura asintió- ¿Hablaste con ella?- volvió a asentir- ¿Y qué te dijo?

 

Sakura procedió a explicarles todo lo que Mei Shing le había dicho y cundo finalizó les enseñó la carta The Disguise.

 

-         ¡Vaya! Esto si que es una sorpresa. Se suponía que la reencarnación de Mei Shing Ken no tenía que aparecer hasta dentro de cinco años, según lo que pone en la mayoría de libros que he leído.

-         ¿Cinco años?- preguntó Sakura incrédula.

-         Si.

-         Bueno. Será cuestión de que esperemos a que venga mañana Eriol para preguntarle.

-         ¿Eriol va a venir?- preguntaron los primos Li a la vez

-         Pues si.- y se le ocurrió una idea- Ahora que lo pienso, dentro de dos semanas es el cumpleaños de Tomoyo y lo celebraremos en un local de la tía de Chiharu., y seguro que a los demás les encantará que participen.

-         ¡Claro que sí! No tenemos nada que hacer ¿verdad Shaoran?

-         Estoo... si... no hay nada que hacer.

 

Sakura sonrió para sus adentros y procedió a explicarles lo que harían.

 

_______________________________

 

Tomoyo estaba en casa esperando a que Sakura llegase cuando sonó el teléfono.

 

-         Ya voy yo Kero- dijo cogiendo el teléfono- ¿Si, al habla Tomoyo?

-         “¿Tomoyo? ¿Eres tú?”- se escuchó una voz varonil al otro lado del teléfono.

-         ¡Eriol! C... cuanto tiempo. Ya me ha dicho Sakura que vendrás mañana.

-         “Esto... si... ¿Qué está ella?”

-         No, aún no ha llegado. ¿Quieres dejarle algún recado?

-         “Si, por favor dile que mañana mi vuelo llegará sobre las 11pm. Que si por favor nos podría venir a buscar. Nakuru y Spinel también vienen”

-         Si, se lo diré. Yo también iré al aeropuerto. Tengo ganas de vert... veros.

-         “Vale”- Eriol no se percató de la corrección de Tomoyo y se despidió- “Pues... hasta mañana”

-         A... adiós.

 

_____________________________

 

-         ¿QUÉÉÉ?- gritó Shaoran.

-         Es muy buena idea Sakura. Yo también participaré- se animó Meiling- ¿Y tu qu...?

-         No, no, no, no y no- la cortó Shaoran- Yo no pienso hacer... ¡OH!- suspiró. Ni siquiera era capaz de decirlo.

-         ¿Qué pasa? ¿El GRAN Jefe del Clan Li no es capaz de hacerlo?- provocó Sakura en tono desafiante- Vaya, vaya, qué decepción- añadió con fingida resignación.

 

Shaoran la miró con suspicacia y dijo:

 

-         Está bien. Lo haré.

 

Sakura sonrió mientras que Meiling hacía grandes estragos para aguantarse la risa y le susurró a Sakura...

 

-         Eso ha estado muy bien, Sakura. Se nota que sabes manejarlo.

 

Sakura rió nerviosamente. No le hizo mucha gracia el comentario de Meiling, pero no dijo nada ya que hacía 7 años que no se veían y no quería estropearlo todo ahora.

 

_________________________________

 

-         ¡Ya estoy en casa!- gritó Sakura abriendo la puerta del departamento.

-         ¡Hola Sakura!- le dijo Tomoyo saliendo a recibirla.

-         Hola. ¿Y Kero?

-         Está en la cocina atiborrándose de comida. Tardará un buen rato.

-         Bien- suspiró- vamos a mi cuarto, tengo que explicarte algo.

 

Se fueron a la habitación de Sakura y ella prosiguió a contarle a su amiga lo que había pasado.

 

-         ¿Que me querías explicar?- preguntó Tomoyo con curiosidad.

-         Pues... no adivinarías nunca a quien me encontré hoy.

-         ¿A quien?

-         Pues mira...

 

Empezó a explicarle todo, desde que salió de la Universidad hasta después de hablar con Mei Shing, y todo lo que ésta le había dicho.

 

-         ...Y cuando se fue me choqué con alguien y seguro que no te imaginas ni por asomo con quien.- le dijo Sakura.

-         ¿Con quien?- preguntó Tomoyo algo nerviosa y haciéndose una ligera idea.

-         Pues... era Shaoran Li.

-         ¿QUÉ?- gritó Tomoyo muy sorprendida, puesto que no había acertado en quien ella creía que sería, pero al mismo tiempo, se había quedado tranquila.

-         Pues si. Al principio discutimos, claro que no nos habíamos reconocido, porque me tiró al suelo sin darse cuenta y luego cuando bajamos del mirador, me lo volví a encontrar. Me fui usando la carta vuelo y él me siguió hasta el parque Ueno. Allí le pregunté quien era, ya que había notado que poseía un gran poder, y me dijo que era él, Shaoran. ¡Fíjate!, yo me quedé sin saber que decirle y en ese momento apareció Meiling.

-         ¿También Meiling está aquí?

-         Si. Ella me reconoció al instante y cuando ella estaba a punto de decirle que soy Sakura, le dije que le haría una demostración de mi poder.

-         ¿Y que carta usaste?- preguntó Tomoyo intrigada y con emoción.

-         La carta Salto.

-         ¡Ah! ¡El traje de esa carta me encanta!

-         To... Tomoyo ^^U- dijo Sakura un tanto cohibida.

-         ¡Por cierto!- con el cambio tan repentino que hizo, Sakura cayó al suelo- Ha llamado Eriol y ha dicho que su avión llegará mañana a las 11pm.

-         Ah, pues llamaré a Meiling y se lo diré. Es que me han dicho que ellos también querían ir.

-         Vale.

 

Sakura cogió el teléfono y marcó el número que Meiling le había dado para que estuvieran en contacto.

 

-         “¿Si?”- preguntó una voz masculina al otro lado del teléfono- “Habla Shaoran.”

-         Shaoran, soy Sakura. ¿Está Meiling?

-         “Si, un momento.”- Sakura esperó hasta que cogieron el auricular- “¿Si?”

-         Meiling, soy Sakura.

-         “Hola Sakura”

-         Llamo para decirte que el avión de Eriol llegará mañana a las 11pm. Como me dijiste que te llamara...

-         “Vale. ¿A que hora quedamos?”

-         Iremos a buscaros a tu casa sobre las 10pm. ¿OK?

-         “OK, apunta mi dirección”

-         ¡Si!... Vale, ¡OH! Pero si vivimos casi al lado.

-         “¿Ah si?”

-         Si. ¡Oye! ¿Vais a ir a la Universidad?

-         “Claro”

-         ¿A cual?

-         “A la Universidad de Tokyo”

-         ¡Es la misma a la que vamos todos!- se entusiasmó Sakura.

-         “¿Todos?”- preguntó Meiling intrigada.

-         Pues... Chiharu, Tomoyo y los demás que iban también en la primaria. ¡Hey! ¿Que carrera hacéis?

-         “Pues yo estoy estudiando educación, quiero ser profesora.”

-         ¡Que bien! Seguro que serás una excelente profesora.

-         “¿Tu crees?”- preguntó emocionada la joven china.

-         ¡Claro que si! Y ¿Shaoran qué estudia?

-         “Está haciendo la carrera de Administración”- aclaró- “¿Y vosotras que hacéis?”

-         Pues Tomoyo está estudiando para ser diseñadora, ya sabes lo bien que se le daba hacer trajes de pequeña.

-         “Si, recuerdo que siempre estaba haciéndote trajes... ¿Y tú qué?”

-         Pues yo... hago carrera de... de cantante.- murmuró cohibida, pero fue lo suficientemente alto para que Meiling lo oyera.

-         “¿¿¿¿¡¡¡¡AH SIIII!!!!????- preguntó muy sorprendida, y atrayendo la curiosidad de Shaoran que la escuchaba con atención.

-         “Pues si... pero mi voz no es tan bonita como la de Tomoyo.”

-         Jejejeje- reía Meiling- pero seguro que lo haces muy bien.

-         “Esto... bueno, me tengo que ir que se hace tarde. Nos vemos mañana, tendremos un par de clases juntas y también Tomoyo y Shaoran. ¡Hasta mañana!”

-         ¡Adiós!”- y colgó.

-         ¿Que quería?- preguntó Shaoran intrigado- habéis estado hablando mucho rato.

-         Pues en un principio llamó para avisarnos de que Eriol vendrá mañana a las 11pm. Pero luego nos hemos entretenido y...

 

Pero Shaoran ya no escuchaba nada de lo que decía. Estaba sumido en sus propios pensamientos.

 

-         Vaya, si solo era eso me lo podría haber dicho a mi”- pensó apenado, pero enseguida pareció cambiar de opinión- “¿Y por qué me tendría que apenar? Lo que digan es cosa suya.”- y con un rápido movimiento de cabeza, alejó esos pensamientos y prestó un poco más de atención a su prima.

-         ... me ha dicho que Tomoyo está estudiando para diseñadora y ella... ¡No lo adivinarías nunca!

-         ¿El qué?

-         ¡Está estudiando para ser cantante!

-         ¿QUÉ?- gritó muy sorprendido y casi incrédulo. De verdad que no se lo habría esperado nunca.

-         Pues si. A mi también me ha sorprendido mucho, pero seguro que ha sido Tomoyo la que se lo ha pegado.

 

__________________________________

 

Al día siguiente, Sakura y Tomoyo se encontraron en clase de Geografía a primera hora con Shaoran y Meiling. Tomoyo, después de saludar a ambos, se fue a sentar con Meiling dejando a Sakura y Shaoran sentados en la misma mesa, ante las atentas miradas de toda la clase. Por una parte, los chicos pensaban que ese chico nuevo tenía mucha suerte de ser amigo de Sakura. Y por otra parte, las chicas admiraban la belleza de Shaoran y se morían de celos porque Sakura se sentaba con él, y encima parecían ser amigos. (N de M: ¡Es que Shaoran está muy weno! ^^ XD~~).

Cuando llegó la hora del almuerzo, se reunieron con todos los demás, los cuales se sorprendieron mucho al saber que Shaoran y Meiling habían vuelto.

 

-         ¿Qué hacéis aquí?- preguntó Yamazaki.

-         “Ahora que lo pienso, yo tampoco lo sé”- pensó Sakura- “Bueno, luego se lo pregunto.”

-         Es que estábamos haciendo la carrera allí en Hong Kong, pero nos dijeron que para estudiar estas carreras es mejor la Universidad de Tokyo. Así que decidimos venir aquí- dijo Meiling con bastante convicción.- Pero no esperábamos encontraros a todos aquí. ¿Cuanto tiempo hace que llegasteis?

-         Yo llevo 5 años- dijo Naoko- me tuve que mudar porqué cambiaron de trabajo a mi padre.

-         Yo llevo 4 años- dijo Rika- al igual que vosotros vine por los estudios.

-         Nosotros llevamos 4 años y medio- dijeron Chiharu y Yamazaki- y también es por lo mismo.

-         Tomoyo y yo llevamos 3 años.- dijo Sakura- ella vino porqué cambiaron de trabajo a su madre, y yo... fueron cosas mías que no tienen importancia.- añadió con un aire triste, pero a la vez de enfado. Tomoyo la miró con una increíble tristeza y los demás se extrañaron por el comportamiento de sus amigas.

-         Pero nos volvimos a encontrar todos, el año pasado- dijo Tomoyo rápidamente para cambiar de tema, y cambiando la expresión por una sonrisa- fue más bien un encuentro casual. Nos sentaron a todos juntos en la ceremonia de inauguración- añadió pensativa.

-         Y cambiando de tema, ¿entraréis en algún club?- preguntó Rika.

-         Pues... me he apuntado al club de baile.- dijo Meiling.

-         ¡Es el mismo al que yo voy!- dijo Sakura contenta- que bien, te presentaré a las chicas. Ya veras que te caerán todas muy bien, son muy simpáticas.

-         Vale.

-         ¿Y tu te vas a apuntar a algún club, Shaoran?- preguntó Sakura con interés.

-         P...pues, creo que me apuntaré al club de fútbol.- dijo un poco avergonzado ante la euforia de la Maestra de Cartas.

-         ¡Pues os iré a ver a los partidos!

-         Va... vale.

-         ¡Por cierto! ¿Ya sabéis cuando viene Eriol?- preguntó Yamazaki.

-         Si, dijo que vendría esta noche a las 11h.- dijo Sakura.

-         ¡Que bien! Ya tengo ganas de que llegue.

 

A todos les surgió una gota al recordar los tiempos en los que Eriol se juntaba con Yamazaki para decir mentiras.

 

-         Lo que me faltaba- suspiró Chiharu- esos dos van a ser inseparables. Ahora que empezaba a controlar a Takashi...

 

Todos se pusieron a reír mientras recordaban viejos tiempos cuando sonó la campana para entrar a clases.

 

____________________________________

 

-         ¡KERO! ¡Ya nos vamos!- gritó Sakura aquella noche- ¿Vas a venir o no?

-         Shí- le contestó éste metiéndose en su bolso.

-         Pues venga vamos- le dijo Tomoyo.

 

Cuando llegaron a casa de Meiling y Shaoran eran las diez en punto.

 

-         ¡Vaya! Que puntuales- dijo Meiling abriendo la puerta- creía que aún tardaríais un poco más.

-         Pues no señora- le dijo Sakura fingiendo enfado pero con una sonrisa en su rostro.

-         Es cierto, ya no llega tarde casi nunca. A ningún sitio.- rió Tomoyo divertida.

-         Bueno, pasad.

 

Entraron a la casa y la vieron muy ordenada. Era bastante grande para vivir solo dos personas, según había explicado Meiling.

 

-         Venid, vamos a mi habitación- les dijo la prima de Shaoran y se dirigieron hacia allí. Era una habitación no muy grande, pero tampoco muy pequeña. Sakura se fijó en la foto que había en el escritorio, donde se podía ver a Meiling junto con un chico de mas o menos su misma edad.

-         ¿Quien es ese?- preguntó con curiosidad.

-         Ah- se sonrojó- es mi novio de Hong Kong.

-         ¿Tienes novio? Eso no nos lo habías contado- le dijo Sakura maliciosamente.

-         ¿Y desde cuando salís juntos?- preguntó Tomoyo emocionada.

-         Pues... hace 4 años.

-         ¿Cuatro?- se sorprendió Kero saliendo del bolso de Sakura.

-         ¡Kero! ¿Por qué escuchaste?

-         Fue sin querer Sakurita. Es que yo quería haber salido antes, pero como estabais hablando tan animadamente...

-         Vale, vale.

-         Será mejor que vallamos a buscar a Shaoran, que estaba en la biblioteca, y nos vallamos.- dijo Meiling.

-         Uy si, que al final se nos va a hacer tarde.

 

Salieron de la habitación y Meiling se fue a buscar a Shaoran mientras los otros tres esperaban en la sala.

 

-         Shaoran, vámonos que ya están aquí.

-         Vaya, si solo se han retardado 10 minutos.

-         Pues te equivocas. Llevan aquí desde las 10 en punto.

 

Después de saludarse, y que Kero y Shaoran hicieran un pequeño combate bocal y de miraditas (¬¬U) como saludo, se fueron al aeropuerto. Cuando llegaron, aún quedaba media hora para que llegara el avión procedente de Inglaterra, así que se fueron a la cafetería.

 

-         Ay va-dijo Sakura- hace siete años que no vengo al aeropuerto pero no ha cambiado casi nada.

 

Ese comentario hizo que Shaoran se sonrojara levemente, cosa que no pasó desapercibido por Tomoyo tan observadora como siempre.

Estuvieron un rato hablando hasta que escucharon que el avión ya había llegado y se dirigieron a la puerta de embarque. Entonces, pasó mucha gente y Tomoyo se quedó atrás. Empezó a buscarles, y al final decidió ir a la puerta de embarque. Dio media vuelta y chocó de frente con alguien. Estuvo a punto de caer al suelo, de no haber sido por ese chico, que la cogió por la cintura y la atrajo hacia él por acto reflejo, para evitar que cayera.

 

-         Disculpe- dijo Tomoyo mirando al suelo- no lo he visto.- levantó la mirada y se encontró con un par de ojos azules que la miraban con interés detrás de unas gafas.

-         Ha sido culpa mía, iba distraído.- dijo soltándola y mirando a los ojos de la chica.

 

Lo cierto era que ese chico, era muy guapo. Tomoyo calculó que debía de ser más o menos de su edad. Tenía el pelo de un negro azulado y, también como ya he mencionado antes, tenía los ojos azules de un tono muy intenso escondidos detrás de unas gafas, que le hacían verse más inteligente, pero más guapo al mismo tiempo.

Por su parte, el chico estaba más o menos igual. Le sorprendió mucho el aspecto de la chica. ¿Como podía una muchachita de aspecto tan frágil tener esa increíble belleza? Aunque claro, eso no lo admitiría nunca delante de nadie, sobretodo de su “prima”. No sabía el porqué, pero le atraían esos ojos azules, no tan intensos como los suyos propios, pero preciosos.

Tomoyo se perdió en la inmensidad de los ojos del muchacho, pero lo cierto era que le recordaba a alguien, pero ahora mismo no caía bien en quién. Daidouji estaba concentrada intentando ver el final de esos inmensos ojos, cuando se acordó que se había perdido. Apartó la mirada de aquel chico y miró en todas direcciones intentando encontrar a Sakura, o al menos a Meiling o Shaoran. El chico se dio cuenta de que parecía estar buscando a alguien, así que decidió preguntarle...

 

-         Perdone, ¿busca a alguien?

-         Pues si. Había venido con unos amigos a buscar a una persona, pero me he perdido.

-         Pues entonces la ayudaré a buscarlos, yo también estoy solo.

-         ¡No tiene por que molestarse!

-         No es molestia alguna, como ya le dije, estoy solo.

-         Está bien. Seguramente deben de estar en la puerta de embarque.

-         Pues vayamos hacia allí.

 

Se dirigieron los dos en silencio. Tomoyo estaba muy incómoda y decidió decir algo para romper el hielo.

 

-         ¿De dónde es usted?

-         Vengo desde Europa, a decir verdad llevo apenas media hora en tierra Japonesa.

-         Pues debe de estar agotado. Será mejor que se vaya para poder descansar, yo ya me las apañaré para encontrar a mis amigos.

-         No puedo dejar a una dama sola.- le dijo con picardía, haciendo que Tomoyo se sonrojara levemente.- Por cierto, no me ha dicho como se llama. Dígame señorita, ¿cual es su nombre?

-         Eh... me llamo T...

-         TOMOYOOOOO- gritó una voz a sus espaldas. La aludida se giró y vio a Sakura corriendo hacia ella, y un poco más atrasados iban Meiling, Shaoran y una chica de pelo castaño

-         “¿Ha dicho... Tomoyo?”- se preguntó el chico sorprendido.

-         Sakura- dijo una vez llegó hasta ella, mientras cogía aire.

 

La chica de pelo castaño, se dirigió al chico y le dijo:

 

-         Eriol, ¿Se puede saber dónde estabas?

 

 

 

Continuará...

 

 

Notas de autora: Wenaaaaaas!!!!! ^^ ¿Que tal? Uuuuuyyyyyy... n... no me miréis así, lo siento mucho por dejarlo taaaaan, ¿a medias? pero es que lo tenía que cortar ya, aunque me ha quedado un poquito más corto de lo que me pensaba. ^^U

Siento haber tardado en escribirlo, pero entre exámenes, el crédito de síntesis y mi hermana, no he tenido tiempo de escribir (lo siento Sika por hacerte esperar ^^U)

Veamos, Hablemos del capítulo... ¿Os ha gustado la pequeña demostración de poder de Sakura? Jijiji, lo cierto es que esa escena hace tiempo que la tengo pensada, pero no encontraba el momento de pasarla al ordenador. ¿Y qué tal la escenita del aeropuerto? Seguramente que ya os imaginabais que ese chico Eriol, y si no lo sabíais, ya tenéis la aclaración.

Preguntas, preguntas. ¿Qué pasará ahora con Tomoyo y Eriol? ¿Y Sakura y Shaoran? ¿Y las Cards Comodín y Mei Shing? Pues si os esperáis al siguiente capítulo, que espero poder acabarlo prontito (si me deja alguien que yo me sé ¬¬* ¿eh, Hikari?)

 

Weno... comentarios, dudas, quejas, peticiones para que no vuelva a escribir a mangalina_89@hotmail.com y los que tengáis messenger, si queréis agregarme ya sabéis como.

 

Sayonara                                 Mangalina

 


"Las Cards Comodín" es propiedad de Mangalina, presentado por Yersi F

~* La Llave de Sakura *~